Ana María Navarro -segunda por la izquierda- reclama ascensores junto a sus vecinas. / C7

«¿Saben lo que es tener a un ser querido que no puede salir a la calle?»

Los vecinos de Casablanca I no logran el pronunciamiento del pleno a favor de la ayuda para instalar ascensores en sus edificios

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Cuando Ana María Navarro planteó que iba a acudir al pleno para solicitar una ayuda del Ayuntamiento para instalar ascensores en sus bloques del barrio de Casablanca I, sus familiares y algunos conocidos le dijeron que para qué iba a hacer el esfuerzo, si al final no conseguiría nada. Pero ella no desanimó. El desconcierto la arrolló cuando vio cómo decaía la propuesta del Partido Popular para habilitar una convocatoria anual de subvenciones dirigidas a potenciar la rehabilitación y adecentamiento de viviendas, eliminación de barreras arquitectónicas e instalación de ascensores, así como mejoras en la eficiencia energética y rehabilitación de fachadas.

El grupo municipal de gobierno rechazó la moción por entender que la activación de una línea de subvenciones como la que propuso el PP demoraría la respuesta municipal a las peticiones vecinales. «Si el Ayuntamiento prepara su línea de subvenciones, no podrían estar hasta 2022, y resulta más eficaz y más rápido si se hace a través del Estado», dijo el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, quien se encomendó al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía 'España Puede', que prevé la inversión de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta el año 2023 para potenciar la recuperación económica frente a la crisis.

El viceportavoz del PP, Ángel Sabroso, había presentado la moción al pleno para garantizar «uno de los derechos más importantes que tienen los vecinos», que es el de la accesibilidad. En su opinión, una línea de subvenciones de este tipo no solo se podría activar de forma inmediata, sino que además supondría una medida más de apoyo a la economía local, debilitada por el aumento de más de 10.000 desempleados.

Los populares aceptaron la enmienda de adición que hizo la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, en el sentido de «promover una campaña para fomentar entre los vecinos la cultura de la conservación de los inmuebles», algo que, en su opinión, podría «evitar daños más importantes en el futuro».

Finalmente y pese a que la moción también contó con el apoyo de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, la mayoría que ostenta el grupo de gobierno hizo descarrilar la propuesta.

Tanto el debate como el resultado sorprendieron a la presidenta de la comunidad de vecinos de uno de los bloques de Casablanca I. « Te vas con la sensación de hablar con las paredes porque estamos pidiendo algo básico, para nuestros mayores», diría a la salida de su comparecencia, «pero seguiré luchando».

Durante su intervención telemática, Ana María Navarro trató de hacer entender a los corporativos la situación de enclaustramiento que sufren las personas mayores que no pueden salir de sus casas porque no son capaces de superar el obstáculo que representan las escaleras. «¿Saben lo que es tener a un ser querido que no puede salir a la calle?», les preguntó, «entiendan sus necesidades» porque «están encarcelados». Y acabó rogándoles «porque es esencial».

Mejoras en Lomo Apolinario

Sí salió adelante la aprobación de un convenio con el Consorcio de Viviendas de Gran Canaria para rehabilitar 96 pisos situados en el Lomo Apolinario. Esta actuación cuenta con una inversión de 355.830 y consistirá en la rehabilitación de fachadas, la impermeabilización de cubiertas y casetones de escalera, así como la reposición de instalaciones de fontanería.

En el debate de este punto, Doreste acusó al PP de «gimotear» pidiendo ascensores para edificios cuando no hicieron nada para instalar ninguno. «Nosotros ya hemos puesto seis en la Vega de San José», les recriminó.

El portavoz de CC-UxGC, Francis Candil, propuso que se fijara un orden objetivo de actuación en materia de vivienda porque hay numerosos barrios como San Francisco, el polígono de Cruz de Piedra, La Feria o Lomo El Chinche que presentan problemas de mantenimiento de sus edificios.

Unos 66 millones de euros en mejoras de viviendas
Javier Doreste. / C7

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, recordó que el Ayuntamiento aspira a invertir 66 millones de euros para mejorar las condiciones de habitabilidad de viviendas de barrios como La Feria, Jinámar, La Paterna, la Vega de San José, El Batán o Escaleritas. A estas actuaciones se suma la construcción de casi 300 nuevas viviendas en Tamaraceite, la rehabilitación de 2.500 hogares en barrios como Escaleritas, Tres Palmas, El Lasso y la Vega de San José, así como el inicio del Plan de Las Rehoyas-Arapiles.