Borrar
Imagen de archivo de la rotonda de Belén María atascada. COBER
El Puerto demanda accesos alternativos durante la obra de Belén María para no acabar colapsado

El Puerto demanda accesos alternativos durante la obra de Belén María para no acabar colapsado

La Autoridad Portuaria entiende que la obra «no puede empezar sin que nosotros tengamos una alternativa» para camiones y trabajadores

Silvia Fernández y Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 15 de septiembre 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Beatriz Calzada, ha solicitado una reunión con el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, para tratar de consensuar una solución al problema que puede suponer la obra de soterramiento de la GC-1 por la rotonda de Belén María, que afectará a la entrada y salida principal del recinto portuario de la capital grancanaria.

La nueva dirigente del consejo portuario aseguró que la propuesta de soterramiento proyectada no solo impide al Puerto llevar a cabo un proyecto de mejora en las aduanas con el fin de agilizar las salidas de las mercancías, sino que «nos va a generar un colapso, es decir, no solo la entrada y salida de los trabajadores, sino la de los camiones».

Calzada insistió en que «la obra de la rotonda de Belén María no puede empezar sin nosotros tener una alternativa porque no se puede colapsar la ciudad todavía más por esa obra, ni el día a día del Puerto, su operativa, que los camiones tarden, que la mercancía no llegue, que los camiones se retrasen... porque todo eso, al final, deriva en mayores gastos económicos y en pérdida de eficiencia».

LA DURACIÓN

LA DURACIÓN
  • 29 meses es el tiempo que se estima necesario para acometer la obra del soterramiento del paso de la GC-1 bajo la rotonda de Belén María Y eso sin contar con retrasos por posibles inconvenientes.

Por este motivo, desde el Puerto se está avanzando ya en la definición de una serie de accesos provisionales, mientras dure la obra, que faciliten la entrada y salida de los camiones al muelle. «Queremos definir estas alternativas antes del inicio de las obras», expuso Beatriz Calzada, quien aseguró que todavía no se puede entrar a concretarlas ya que en estos momentos se está trabajando en ellas desde un punto de vista técnico.

«Creo que la obra de Belén María es necesaria, pero también creo que se precipita cuando no tienes una alternativa a Torre Las Palas y al final lo que va a servir es para que llegues antes a la cola de Torre Las Palmas. Va a generar un caos importante respecto a todos esos camiones que entran y que salen», reflexión la presidenta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, «ya estamos buscando alternativas de entrada y salida, pero para esto tenemos que sentarnos con el Gobierno de Canarias, y seguramente con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para hacer viable esas alternativas».

Desde Obras Públicas se confirmó que la reunión con la Autoridad Portuaria servirá para analizar este asunto, aunque por ahora no hay fecha concretada.

Pendiente de licitación

El Gobierno de Canarias aún no ha sacado a licitación el proyecto pese a que su intención era que los trabajos pudieran iniciarse este mismo otoño. Lo que sí hizo fue autorizar el gasto de 40 millones de euros para que se pueda iniciar el procedimiento de contratación de la obra.

El proyecto supone una transformación importante de la configuración actual de la rotonda de Belén María ya que soterra los carriles que salen y entran a la urbanización industrial del Sebadal. El objetivo de esta medida es que el tráfico que se incorpora o sale de la Avenida Marítima hacia la zona industrial no coincida en la rotonda con la circulación que salen del Puerto o con la que viene de La Isleta. Estos dos flujos se mantendrán en superficie, alrededor de la glorieta, como sucede en la actualidad.

Para ello, se construirán dos túneles de unos 300 metros de longitud, que es la distancia que hay entre el castillo de La Luz, a la altura de la calle Gordillo, y la calle Doctor Juan Domínguez Pérez, justo donde está el cruce hacia la calle Juan Rejón.

Noticia Relacionada

El soterramiento de Belén María deja pendiente, sin embargo, el principal problema al que se enfrenta el tráfico de Las Palmas de Gran Canaria, que no es otro que el nudo de Torre Las Palmas y el entrelazado de Alcaravaneras, que es donde se atasca la GC-1 y provoca las retenciones que acaban afectando a la salida del Puerto de La Luz, del barrio de La Isleta y del Sebadal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios