Una mujer cruza por una zona de terrazas en la capital grancanaria. / ARCADIO SUÁREZ

La Policía Local tramitó 225 multas por ruido el año pasado, cien más que en 2020

El viceportavoz del PP, Ángel Sabroso, propone una regulación de las terrazas exprés que dificultan la convivencia con los residentes

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La Policía Local de la capital impuso un total de 225 multas por ruido a lo largo del año pasado.

Esta cifra supone un centenar más que las tramitadas en el año 2020, cuando su número alcanzó los 124, según los datos aportados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Los datos reflejan una vuelta a la normalidad pero también muestran el impacto que está teniendo en materia de convivencia ciudadana la proliferación de terrazas exprés.

Ordenación propuesta por el PP

Respecto a este hecho, el viceportavoz del PP, Ángel Sabroso, pidió este martes al grupo de gobierno «que se tome en serio su responsabilidad respecto a las terrazas».

En su opinión, «ni los vecinos tienen que convivir con ellas, ni los negocios que viven de la hostelería se merecen el lío que el grupo de gobierno lleva montando a cuenta de las terrazas desde hace dos años».

Se refiere al proceso de regularización y retirada que ha sido dictado desde el Ayuntamiento. «Nuestra propuesta para salir del callejón sin salida en el que el PSOE nos ha metido pasa por definir criterios para autorizar o denegar terrazas sobre plazas de aparcamiento; por retirar todas las terrazas covid que han aparecido en esquinas, aceras estrechas, donde no hay accesibilidad o donde hay saturación de terrazas y dificultan la convivencia; retirar las crecimientos desmedidos que se permitieron por el covid pero que ya no se justifican; y, por último, autorizar con criterios homogéneos, con una normativa básica, las que se pueden dejar sobre el asfalto, siguiendo el ejemplo de Perojo».

En paralelo, el edil Sabroso plantea reforzar con más personal el servicio de Edificación y Actividades. «Una ciudad dinámica necesita una administración colaboradora, con normas claras, que no retrase autorizaciones y tramite con diligencia, pero eso es imposible con el solar en el que el PSOE está convirtiendo el Ayuntamiento por dentro», prosiguió, «los trabajadores de este servicio están desbordados y necesitan apoyo real ya».

Por último, el PP reclama un tratamiento fiscal único para todos y «corregir el disparate de que este año están pagando tasa de terrazas todas las legales que cumplen, mientras que las irregulares que están a su lado, carecen de autorización y encima no pagan nada».

Por eso plantea una suspensión de la tasa de terrazas hasta mitad de año y así dar el mismo trato a todas las terrazas.