Poli Díaz, en una imagen tomada cuando residía en el barrio de Zárate. / Arcadio SUárez

Poli Díaz, condenado a dos años de cárcel por maltratar a su expareja

El 'Potro de Vallecas' reconoció haber maltratado habitualmente y lesionado a su exmujer y cumplirá la pena de prisión en Madrid. Además, deberá indemnizarla con 3.210 euros por los daños ocasionados

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El exboxeador Poli Díaz ha sido condenado en firme a dos años de cárcel por haber maltratado habitualmente y lesionado a su exmujer cuando residían en el barrio de Zárate, en la capital grancanaria. El conocido como 'Potro de Vallecas' compareció el miércoles ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria y reconoció todos los hechos, por lo que fue penado de conformidad, además, al pago de 3.210 euros en concepto de indemnización a la víctima, a seis años y cuatro meses de alejamiento y prohibición de la comunicación con ella y la adopción de una medida de libertad vigilada durante cinco años a partir de que cumpla la pena privativa de libertad. En principio, el penado cumplirá lo que resta de cárcel en un centro penitenciario de Madrid.

La sentencia determina que Poli Díaz es autor de los delitos de maltrato habitual y lesiones sobre Lola Rivero, que era su pareja sentimental. La víctima relató que los hechos sucedieron el 23 de junio de 2021, cuando ambos se encontraban en la vivienda de Zárate y donde llegaron varias dotaciones de la Policía Nacional después de que algunos vecinos llamaran al 091 a las 9.15 horas tras escuchar una fuerte discusión y varios golpes dentro de la casa. Incluso, la víctima salió «desnuda» en la calle pidiendo auxilio después de que el exdeportista hubiera intentado asfixiarla. «Poli estuvo maltratándome toda la madrugada, a ratos me pegaba con la mano abierta, en los labios, en el cuello, todo, todo... Hubo unos segundos en los que pensé que moría ya que me puso un paño en la boca y me empezó a estrangular. Por un segundo pensé que me iba a morir. Perdí la consciencia y no sé cómo me reanimó, pero lo hizo para seguir pegándome», refirió la víctima.

Los agentes, al llegar al domicilio, se encontraron a la mujer con los labios ensangrentados, visiblemente hinchada, magullada y muy nerviosa, por lo que fue conducida de inmediato al Hospital Insular donde fue examinada.

Poli Díaz huyó del lugar, aunque fue detenido minutos después por los agentes actuantes.

Sigue investigado

El que fuera siete veces campeón de España en peso ligero y ocho veces campeón de Europa sigue siendo investigado de forma paralela por haber, presuntamente, planeado acabar con la vida de la magistrada grancanaria María Auxiliadora Díaz Velázquez, que fue la que instruyó en primera instancia este procedimiento que acaba de cerrarse con una condena en firme por violencia de género.

También amenazó de muerte, supuestamente, a su expareja.