PIaza Farray.

Piden que se eviten ruidos y altercados en la plaza Farray

Ángel Sabroso ha pedido al Ayuntamiento de la capital grancanaria «que se tomen medidas» para respectar el derecho al descanso.

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El PP ha pedido al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que se «tome en serio de una vez» los problemas de altercados, ruidosy en general «la alteración de la convivencia y tranquilidad vecinal» que se produce en la Plazoleta Farray, en el barrio de Guanarteme, que ha obligado a los vecinos a movilizarse al no respetarse el derecho al descanso.

«Este espacio siempre ha sido complejo en lo que al equilibrio entre descanso y ocio se refiere, lo que exige más gestión diaria y estar permanentemente encima, justo donde está fallando el Ayuntamiento», asegura el edil del PP Ángel Sabroso.

Sabroso lamenta en un comunicado que la situación de las terrazas en la ciudad sea de «descontrol general», con mesas y sillas que han surgido «como setas por todos lados».

«Otras que ya estaban han crecido de forma desmedida», sentencia el concejal del PP, sin que «ninguna de ellas tenga permiso alguno», en referencia a las citadas ampliaciones así como a las terrazas de nueva creación durante o tras la pandemia.

«Llevan desde 2020 sin ser capaz de generar una norma específica para esta situación de las terrazas y donde ya había problemas de convivencia, éstos se han incrementado», asevera.

«Hay que poner todas las facilidades a los negocios que cumplen y propician la convivencia, pero también poner límites claros a los incumplidores», añade.

El problema empieza a ser mucho mayor desde hace algunos fines de semana, pues los empresarios de la plaza cumplen con su horarios y normas de cierre, pero el consumo de alcohol y botellones improvisados continúa hasta altas horas de la madrugada sin que nadie del gobierno municipal tome conciencia de ello.

«Los vecinos llaman a la Policía Local y no reciben la respuesta adecuada, bien por falta de efectivos, bien por falta de unidades móviles para desplazarse o bien porque la centralita de la Policía lleva más de un año y medio sin que pueda recibir más de una llamada de forma simultánea, ya que se venció el contrato de mantenimiento informático del CEMELPA y el gobierno formado PSOE-Podemos-NC no ha sido capaz de licitar aún ese contrato», informa el concejal del PP.

Los populares también han mostrado su preocupación por la recurrente actividad molesta de un conocido local situado frente a la plaza, «que ya ha tenido pronunciamientos judiciales en contra que nadie del Ayuntamiento se está preocupando de hacer cumplir, ni de vigilar la actividad de ese local».