Los 187 despedidos de Limpieza protagonizaron ayer una nueva protesta en Santa Ana. / C7

Se paga 51 millones pero la deuda en los cajones sube a 77 millones

El Ayuntamiento dice que su capacidad de inversión crece hasta los 103 millones de euros tras liquidar el presupuesto de 2020

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Lo explicó el coordinador general de Economía y Hacienda, Antonio Ramón Balmaseda, cuando defendía los niveles de ejecución del presupuesto. El documento de liquidación es una foto fija de la gestión en un momento determinado. Por eso, en el expediente que del que se dio cuenta al pleno de este viernes figuraban sin pagar 51 millones de euros, cuando en estos momentos esta cantidad pendiente de abono está solo ya en 454.000 euros.

Pero la evolución de las cuentas no refleja siempre un resultado positivo para el gobierno. En el caso de la cuenta 413, la que acumula las facturas guardadas en los cajones aún sin tramitar, la tendencia ha sido inversa: si en la liquidación del presupuesto se contabilizaban 72,41 millones de euros en esta situación, a 23 de junio esta cantidad ha subido a hasta los 77,58 millones de euros.

Balmaseda prefiere no referirse a la cuenta 413 como la deuda en los cajones por la idea de descontrol que se transmite. «Las operaciones pendientes de aplicación al presupuesto no están en el cajón, están contabilizadas y hay un conocimiento exacto de ellas», explicó, pero también reconoció que su depuración requiere un trabajo continuo y una mayor colaboración de los órganos gestores, con el fin evitar duplicidades y la contabilización de facturas que ya han sido abonadas. Y aseguró que el año que viene se notará una reducción de esta cuantía.

El coordinador de Hacienda defendió la buena ejecución de los ingresos (89,67%), teniendo en cuenta la reducción de las transferencias del Gobierno de Canarias a cuenta de la caída del IGIC por la crisis económica; y también de los gastos (71,74%) donde el nivel superó a 2019.

Luego el gobierno municipal, a través de una nota de prensa, añadiría que «el Ayuntamiento ha duplicado su capacidad de inversión hasta los 103 millones de euros tras finalizar la liquidación del presupuesto».

Los corporativos atienden las explicaciones del coordinador de Hacienda. / C7

Sin embargo, para la oposición las cuentas del 2020 demuestran que ha habido «una pésima gestión», como se apresuró a decir el concejal del PP Víctor Moreno. Él puso el foco en el hecho de que el grupo de gobierno no fuese capaz de ejecutar el presupuesto de inversiones, hasta el punto de que se dejó sin emplear un total de 55 millones de euros «en un año en el que tanto se necesitaba». Además, criticó que no se emplearan 11,5 millones de euros de las diferentes partidas sociales.

«Ustedes dicen una cosa pero los números afirman otra», respondió al gobierno la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres. «Prometieron un plan extraordinario de inversiones de cien millones y dejaron sin invertir 45 millones; prometieron no dejar a nadie atrás y la lista de espera en servicios sociales es de tres meses y encima dejan sin gastar 2,1 millones de euros, y las aportaciones al Banco de Alimentos y a la Casa de Galicia (20.000 y 6.000 euros respectivamente) se estancan», denunció la concejala, «ustedes prefieren tener el dinero en los bancos que ayudar a las pequeñas y medianas empresas».

El diagnóstico del portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil, es que « el Ayuntameinto recauda mal, ejecuta peor y convierte en normal pegar tarde y abonar intereses de demora por pagar tarde, como muestran los ocho millones de euros que se paga por eso», expuso, «está atragantado y no tiene capacidad de gestión».

Y la edil no adscrita Carmen Guerra apuntó que el problema está en la carencia de personal que tienen los servicios.

También se conoció ayer la existencia de 106 propuestas de gasto, por valor de 18 millones de euros, que no habían recibido la fiscalización previa de Intervención, como es preceptivo. Aquí intervino el alcalde, Augusto Hidalgo, para decir que se cumple con la legalidad.

Protesta de trabajadores sociales solicitando más personal. / C7

Contratación de 71 trabajadores para servicios sociales

El edil de Recursos Humanos, Mario Regidor, anunció la contratación de 71 trabajadores, en calidad de funcionarios interinos, para el área de servicios sociales. De ello, 35 serán trabajadores sociales. Este recurso es la piedra angular del plan de choque que el Ayuntamiento va activar para reducir la lista de espera en servicios sociales y aliviar la presión que sufre el personal municipal. La contratación será por tres años con un coste de 3,56 millones anuales, salvo 2021 (1,3 millones).