Kiko Trujillo, candidato a la presidencia del Real Club Náutico de Gran Canaria. / c7

«El Náutico tiene el mejor patrimonio posible, sus socios»

Kiko Trujillo se presenta con «un equipo increíble, comprometido, preparado y con tiempo para dedicarlo al club»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Este viernes, de 10.00 a 20.00 horas, los socios del Real Club Náutico de Gran Canaria tienen una nueva cita con las urnas para elegir quién presidirá la entidad en el periodo 2022-2025. Maica López Galán intentará revalidar su presidencia tres años más y se encontrará en estas elecciones con Kiko Trujillo, jubilado de banca, como oponente, ya que dos han sido las candidaturas presentadas.

¿Por qué ha dado el paso de presentarse a las elecciones para la presidencia del Real Club Náutico de Gran Canaria?

En realidad fue un impulso que me dio mi propia familia. Al finalizar las últimas juntas que se han celebrado en el club, nos sentábamos en la terraza y hablábamos sobre los temas tratados y yo les daba mi opinión sobre cómo haría esto o lo otro. Al escucharme me dijeron que por qué no daba el paso y me presentaba como candidato, ya que en estos momentos de mi vida, en los que soy joven y con mi carrera profesional finalizada, dispongo de todo el tiempo libre que la presidencia del club pueda demandar. Después de 30 años de carrera ban-caria y desempeñando los últimos 10 años como director de Instituciones Públicas me siento con los conocimientos, experiencias y relaciones necesarias para desempeñar las funciones de presidente de nuestro club cumpliendo con las expectativas de los socios. Estos días estoy sintiendo un cariño especial de muchos socios del Club. Suelo ir a diario a entrenar temprano y cuando pasas por las diferentes instalaciones del Club te vas encontrando con amigos que te animan a seguir adelante.

¿Qué propone para revitalizar el Náutico?

Desde el punto de vista económico está claro que para revitalizar nuestro club debemos de cumplir con nuestro programa, que ha sido fruto de la reflexión y análisis de la situación actual. Por razones obvias, no hemos podido acceder a toda la información que se encuentra en los sistemas del club, por lo que el orden de las acciones y el alcance de las mismas dependerá del estudio de los datos que obtengamos. Es evidente que cualquier acción que se lleve a cabo necesitará de unos recursos económicos suficientes y para ello nos esforzaremos en primer lu-gar en incrementar los ingresos con un programa de captación de socios (hemos perdido 800 socios en los últimos tres años) basado en la promoción de nuestro Club en todos los estamentos de nuestra Isla y presentar a la Junta General unas medidas de estímulos de captación. Por otra parte la revisión de todos los procedimientos operativos y administrativos es fundamental para incrementar la eficiencia del gasto.

En su programa recalca poner en el centro al socio como uno de sus objetivos. ¿Cuál es su hoja de ruta para lograrlo?

Estos años el socio ha sentido que solamente puede opinar con su sentido del voto en las juntas, la participación del socio en las decisiones importantes de nuestro club se limitan a un 'Sí' o un 'No' en las juntas. Creemos en un modelo abierto y participativo en el que el socio pueda opinar en la formación de las propuestas y no solo en la decisión final. Como ejemplo, recientemente se aprobó una modificación de estatutos que nos costó en asesoramiento externo 10.700 euros, ¿alguien piensa que entre nuestros socios no tenemos abogados, fiscales, jueces, procuradores, notarios, que si contamos con ellos no hubiesen colaborado desinteresa-damente? Es cuestión de dedicarle horas y trabajar para el club con sentido común y siguiendo un plan. La transparencia real es otro tema que el socio demanda. Estoy seguro que a cualquier socio le gustaría recibir de una forma natural toda la información relacionada con los puntos del orden del día de una Junta, hasta hoy para tener acceso a una auditoría antes de la junta tienes que ir a la administración y sentarte delante de los empleados a leerla. En nuestros estatutos se detalla que las actas deben de exponerse al socio, hasta la fecha no ha sido así. Que el socio pueda ver un organigrama de los principales puestos de nuestra estructura para saber quién es quién y qué hace. Tener un canal online a través del cual hacer una sugerencia o trasladar una queja. Disponer de un servicio de objetos perdidos con publicidad y trazabilidad. Estas propuestas no requieren de apenas inversión y son de fácil implantación, solo hay que tener la voluntad de ponerlas en marcha y todas se pueden hacer con pandemia o sin pande-mia. Las encuestas periódicas de calidad son importantes y te pueden orientar sobre qué aspectos mejorar pero el mejor termómetro es el socio, el usuario, si estás a su lado y lo escuchas recibirás la información más valiosa. La creación de la Caja de Solidaridad es otra novedad en nuestro programa. Se trata de no dejar en situación de desamparo a los hijos de socios que tengan la mala fortuna de quedarse huérfanos. Se trata de cubrir el coste de sus cuotas hasta la edad de 28 años para que no pierdan el arraigo y relaciones con familiares y amigos. Que puedan seguir perteneciendo a la familia del Náutico.

Háblenos de su equipo de trabajo.

La selección del equipo fue un proceso lento y delicado, un trabajo artesanal. Se tardó meses. Realicé más de 50 contactos para finalmente conformar un equipo increíble, comprometido, preparado y con tiempo para dedicarlo al club. Reúne veteranía y juventud, tradición y modernidad. Desde los 29 a los 70 años. Farmacéutico, economista, profesora jubilada, comercial, graduado social, tres ADE, abogada, cuatro ingenieros, arquitecto. En el equipo hay personas con plena disponibilidad para dedicar su tiempo al club. Tres miembros del equipo han sido directivos con diferentes presidentes (O. Bergasa y F. Del Castillo, una dimitió a los seis meses) y dos se presentaron con anterioridad a procesos electorales con otro candidato (Adolfo López). Es una plancha diversa, dinámica, cohesionada y con muchas ganas de trabajar para el socio.

Afrontamos un momento de cambios y probablemente la pandemia ha acelerado ese proceso, ¿está el Náutico preparado para afrontar esos retos?

El Náutico tiene 114 años de historia y va a tener como mínimo otros 100 años más. En los procesos electorales siempre se utiliza el miedo al cambio para mantener el voto cautivo. El Náutico tiene el mejor patrimonio posible: sus socios. El Covid provocó que en el año 2020 los ingresos se ajustasen a los gastos, las inversiones se pararon y por eso el resultado de gestión fue positivo y se incrementó la tesorería. En el 2021 se descontroló el gasto y no se consiguió subir los ingresos que continuaron con la senda bajista iniciada en el 2019. Esto provocó pérdi-das de explotación por -328.000 euros. La tesorería acumulada proviene: 800.000 euros recibidas de la anterior junta, 1.500.000 euros obtenidos de endeudamiento y los 700.000 euros restantes de inversiones no ejecutadas de ahí el mal estado de bastantes instalaciones del club. La situación financiera de partida no es mala, el estado de las instalaciones si nos preocupa un poco más.

¿Qué hubiera hecho usted durante este último mandato?

El Covid dio un vuelco a nuestras vidas y a nuestras economías. Los socios entienden que fue una época diferente donde nos enfrentamos a nuevos escenarios. Hubiese coincidido con la directiva actual en mantener el club cerrado durante dos meses y cumplir con la normativa de forma estricta; implementar todas las medidas sanitarias dictadas; invertir en la seguridad del socio; ajustar los ingresos a la baja por la reducción de los gastos; no enviar al ERTE al equipo de mantenimiento para seguir con pequeñas actuaciones de mantenimiento general. Pero por otra parte me hubiese preocupado más por aprovechar ese momento en el que el socio estaba más atento a sus redes y dispositivos estableciendo un canal de sugerencias y mejora de la calidad. Solo se han hecho dos encuestas en tres años y ambas en el 2021 y solo sobre el servicio del restaurante y gimnasio. También habría establecido un programa de voluntariado para asistir a los socios mayores con dificultades; editar contenidos para consumo de los socios, grabar cuenta cuentos, club de lectura online, películas en streaming a través de la web del club. Vídeos de cómo está nuestro club y qué estamos haciendo en pandemia para mante-nerlo; enviar un mensaje de apoyo a todos los socios como presidente; o dar más facilidades financieras para evitar la sangría de pérdida de socios (-800) en tres años.

Al Náutico le toca encarar, a corto plazo, dos hitos clave: la compra de la Concesión Demanial a la Autoridad Portuaria y la construcción del nuevo aparcamiento. ¿Qué propone usted para ambos proyectos?

Podemos opinar sobre estos dos asuntos porque mantengo contactos en ambas instituciones por mi trabajo durante 10 años siendo director de Instituciones Públicas en un banco. Lamentablemente tuve que tirar de agenda y de relaciones para ir a ambas instituciones y conocer cuál es la situación de ambos expedientes ya que en el club no me facilitaron el acceso a la información. La adquisición a la Autoridad Portuaria de Las Palmas de la Concesión Demanial de 9.965 metros cuadrados es estratégica y necesaria para el futuro del club antes de diciembre de 2027 tendrá que estar finalizado el expediente. Es un expediente público y como tal tiene diferentes fases por formalizar. En estos momentos está en Madrid. Una vez se apruebe en Madrid volverá a la Autoridad Portuaria, donde finaliza la declaración de bien innecesario para el uso de la propia administración pública. A partir de ahí se definirá el tipo de procedimiento que se seguirá para su adjudicación. La permuta con el Ayuntamiento es otro asunto que debe de centrar nuestros esfuerzos. Se trata de ceder una parte del aparcamiento del Club para crear una zona transitable que dará visibilidad y esplendor a nuestra sede a cam-bio de un edificio de aparcamientos de dos plantas sobre rasante y una bajo rasante para los vehículos de los socios estén bajo techo y además se puedan instalar puntos de carga para vehículos eléctricos e híbridos. Pensamos que es una operación muy beneficiosa para los so-cios del club y para los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria.

El Náutico es un referente internacional a nivel deportivo. Su apuesta es Joaquín Blanco como comodoro y contratar a un director técnico. ¿Por qué opta por este modelo?

Contar con la experiencia y visión de Joaquín Blanco en el puesto de comodoro es un plus de calidad que atesora nuestro equipo. Está acompañado por Carlos Díaz Granados como vicecomodoro, navegante y persona muy querida por todos y por Gustavo del Castillo como vocal de náutica, otro campeón que está entregado en cuerpo y alma a este deporte. La náutica y los éxitos de la vela son los que nos permiten tener un prestigio y un nombre a nivel nacional e internacional. Somos el club más laureado del mundo y como tal entendemos que debemos de avanzar hacia un nuevo modelo que nos permita mantener estos éxitos en el futuro. Una estructura con cuatro coordinadores y siete responsables de sección no representa un modelo moderno y el que nuestros deportistas necesitan. Optamos por una dirección técnica que organice con criterio de eficiencia los recursos que se dispongan para la vela. La organización del calendario de regatas, la preparación de entrenadores, el plan de tecnificación de los deportistas, el acompañamiento nutricional y psicológico, la gestión eficiente de los recursos, la colaboración con las federaciones y otros clubs, el cuidado de la promoción de los más pequeños, la motivación para que los socios no náuticos tengan medios para iniciarse en la vela. Todos estos factores deben de formar parte de un plan estratégico que ya vemos necesario ejecutar.

Su equipo

Kiko Trujillo (presidente), Eduardo de Castro (vicepresidente), Diego Mesa (presidente Recreo), Lorena Quintana (vicepresidenta Recreo), Joaquín Blanco (comodoro), Carlos Díaz (vicecomodoro), Ana Blázquez (presidenta Cultura), María Eugenia Calvo (secretaria), Fernando Jiménez (vicesecretario), Cristina Pérez (contadora), Karina Marrero (tesorera), Rosa María Galindo (vocal), Gustavo del Castillo (vocal náutico), María Teresa Chesa (vocal) y David Romero (vocal).