Imagen de archivo de la calle Eduardo Benot. / juan carlos alonso

La MetroGuagua se adueñará de Eduardo Benot y expulsará al vehículo privado de esta calle

El Ayuntamiento renuncia a la idea original desplazar la autovía marítima hacia el terreno que liberarán las naves de ayuda humanitaria en la zona portuaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La MetroGuagua se apropiará al completo de la calle Eduardo Benot. El Ayuntamiento ha decidido cambiar el trazado de la guagua exprés en su conexión a La Isleta para simplificar la tramitación del proyecto. La idea original era que la MetroGuagua conviviera con el coche particular en el acceso al barrio portuario, pero para ello había que desplazar la autovía marítima hacia el espacio que liberará el traslado de las naves de ayuda humanitaria que están en la zona portuaria. Sin embargo, ahora se desiste de esta idea y se opta por una solución más simple: el transporte público se quedará con los dos carriles de Eduardo Benot, uno de ida y otro de vuelta.

«Esta solución es mucho más rápida y eficaz», expuso el concejal de Urbanismo, Javier Doreste. Se refiere, básicamente, al hecho de que el proyecto podrá seguir adelante sin tener que esperar por los permisos necesarios de otras administraciones para poder desplazar la autovía. Hay que tener en cuenta que en el otro extremo del trazado, en Vegueta, hay que ganar un cuarto carril en la avenida marítima, lo que requiere una autorización del Estado, por la que se ha estado esperando desde hace años.

El espacio que liberarán las naves de ayuda humanitaria quedarán como espacio libre.

«Esta solución es mucho más rápida y eficaz que desplazar la autovía en el istmo»

javier doreste

El hecho de que MetroGuagua se apropie de la calle Eduardo Benot al completo tendrá consecuencias en la circulación que entra y sale de La Isleta. El vehículo particular perderá esta vía y solo tendrá Albareda y la GC-1 para salir; y Pérez Muñoz o Belén María para entrar.

Soterrar Belén María

Javier Doreste entiende que el acuerdo en el que se está trabajando con el Gobierno de Canarias y la Autoridad Portuaria para liberar el espacio que están ocupando los tanques de combustible de la BP facilitará la salida de La Isleta, de tal forma que la ocupación de Eduardo Benot por parte de MetroGuagua no tendrá repercusiones negativas en el tráfico del istmo capitalino.

El edil recordó que parte de esa superficie que se gane se entregará al proyecto de soterramiento de la GC-1 bajo la rotonda de Belén María. «La gente podrá salir más rápido», aseguró el edil. No obstante, el soterramiento de esta parte de la avenida no será la solución a la congestión que sufre la salida de La Isleta porque el problema se origina en el entrelazado de Alcaravaneras, justo antes de entrara a Julio Luengo.

El concejal de Urbanismo expuso que hay estudios de movilidad que certifican que se puede cerrar Eduardo Benot al tráfico particular.

La obra de MetroGuagua comprendida entre Santa Catalina y Manuel Becerra aún no ha comenzado, si bien se espera que los trabajos en el parque blanco comiencen el año que viene. Se calcula que el presupuesto de licitación rondará los 2,5 millones.

A Eduardo Benot se llegará desde la futura estación subterránea de Santa Catalina, cuyas obras se acometerán entre 2021 y 2022. El concejal aseguró que esta obra tendrá un coste cercano a los veintidós millones de euros, lo que haría de ello el segundo tramo más caro de todo el trayecto de MetroGuagua.

Hay que recordar que la inversión mayor de la guagua exprés será la del cuarto carril de la avenida marítima, que se construirá ganando terrenos al mar entre Lady Harimaguada y el Guiniguada, y que tendrá un coste cercano a los treinta millones de euros. Esto supone casi un tercio de todo el presupuesto de obra de la MetroGuagua, que es de casi noventa millones de euros.

Aparte del cambio de Eduardo Benot, el proyecto inicial también se ha modificado en otros puntos. Así, el Ayuntamiento renunció a crear un túnel entre Rafael Cabrera y Venegas para salvar el cruce de las guaguas con los coches que vienen de la autovía para incorporarse a Muelle Las Palmas; rechazó crear una estación subterránea bajo el edificio Miller; y ahora se quiere dejar Manuel Becerra solo para la MetroGuagua y llevar el resto de las guaguas al espacio que liberen los tanques de la BP.

Recreación del tramo quinto de la MetroGuagua / C7

El asfaltado de vías ultima la obra en Venegas y la Base Naval

El Ayuntamiento realiza la repavimentación de los dos tramos del proyecto de la MetroGuagua situados en la calle Venegas y la Base Naval, ya que las obras de transformación de la vía se encuentran en la fase final. Ambos asfaltados se realizarán a partir de esta noche, entre las 22.00 y las 06.00 horas, con el objetivo de minimizar el impacto sobre la circulación de vehículos en la zona.

El primero de los trabajos, que se realizará hasta el jueves 15 y el 19 de noviembre en el tramo de la MetroGuagua junto a la Base Naval, y que implicará el cierre del tráfico, consistirá en el asfaltado de la Calle Néstor de la Torre entre Presidente Alvear y León y Castillo y la calle León y Castillo entre Néstor de la Torre y Juan Manuel Durán.

Los recorridos alternativos recomendados para el tráfico son utilizar la calle General Vives y la circulación por la GC-1 a través del paso inferior.

La segunda de las repavimentaciones, que se llevará a cabo en el tramo de la MetroGuagua de la calle Venegas, entre hoy y el 26, y que implicará el cierre al tráfico, se realizará entre la Calle Muelle y la Plaza Fuero Real de Gran Canaria en el lado Luis Doreste Silva. Se cortará la circulación en ambos sentidos de la calle Venegas. Los recorridos alternativos recomendados a la Calle Venegas son León y Castillo en dirección norte-sur y Paseo Tomás Morales en dirección sur-norte.

Estos trabajos forman parte del proyecto de la MetroGuagua, que se localizan en el distrito Centro, por un lado en el tramo situado entre Venegas y Luis Doreste Silva, y por otro lado en el tramo situado junto a la Base Naval, donde se está transformando la vía para el nuevo sistema.