Los 200 barcos de la ARC, rumbo al Caribe

La 33ª Atlantic Rally for Cruisers zarpó este domingo de la capital grancanaria hacia la isla caribeña de Santa Lucía. Los cerca de 200 barcos participantes recorrerán 2.700 millas náuticas antes de llegar a su destino, entre el 13 y el 18 de diciembre

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La bahía de la capital grancanaria volvió a mostrar ayer el espectáculo multicolor que aportan las velas de los participantes en la Atlantic Rally for Cruisers (ARC), que suma 33 ediciones este año con unas 200 embarcaciones dispuestas a cruzar sin escalas las 2.700 millas náuticas que las separan de su destino, la isla caribeña de Santa Lucía, a donde está previsto que lleguen entre el 13 y el 18 de diciembre.

La de ayer domingo constituyó la salida principal de las tres que han integrado la presente edición de la regata. En total, unos 300 barcos de las categorías cruising, racing, multicascos y open, tripulados por un equipo humano de alrededor de 1.400 personas pertenecientes a 31 nacionalidades, entre los que se encuentran 54 niños y niñas, la más pequeña de apenas 9 meses de edad.

En cuanto a la representación por países, hay que señalar que Reino Unido es la nación con más presencia al sumar 80 embarcaciones inscritas. El segundo puesto es para Alemania, con 27 veleros y catamaranes, y le siguen Estados Unidos con 17 y Noruega con 6 barcos.

Recordar que el domingo 11 partió la primera de la expediciones, la integrada por las más de 70 naves participantes de la ARC+ -una salida que nació hace seis años y que realizó una escala previa de entre tres y cinco días en la marina de Mindelo, en Cabo Verde, antes de iniciar su aventura transoceánica el día 21 hacia Santa Lucía, a donde se espera que llegue entre el 3 y el 8 de diciembre.

Además, este año la ARC ha estrenado una tercera salida, la ARC San Vicente, una prueba que salió de la capital grancanaria el día 15 y en la que han tomado parte una docena de embarcaciones.

Novedad

Hay que destacar que la ARC San Vicente, la novedad de esta edición, tiene su razón de ser en el hecho de que las embarcaciones participante no pudieron inscribirse en la ARC+, que cubrió su cupo el pasado enero. Al igual que esa prueba, esta cita de estreno ha realizado parada de varios días en Cabo Verde, lugar desde el que partió ayer para cruzar el Atlántico, esta vez con meta en la isla de San Vicente y las Granadinas, también en el Caribe, a donde tiene programada su llegada entre los días 8 y el 12 de diciembre.

El próximo año la ARC+ y la ARC San Vicente se fusionarán en una sola prueba, pues como avanzó el director general de World Cruising Club, Andrew Bishop, en la presentación de la cita de este año, la limitación a 75 barcos que se mantiene en la prueba que culmina en Santa Lucía se debe a la marina de Mindelo cuenta con ese número de atraques. Sin embargo, se prevé que el próximo año este espacio crezca y permita acoger a un centenar de embarcaciones.

A pesar de que la ARC nació como un evento divertido y la mayoría de sus participantes así lo siguen entendiendo, en el año 1989 se introdujo una división de carreras en la prueba náutica para aquellos que desearan competir. Las entradas en esta división, que utilizan la calificación IRC, forman aproximadamente el 15% de la flota, mientras que la mayoría ha permanecido en la división de cruceros en las que se permite la navegación a motor.

El éxito de la ARC queda patente en el hecho de que ya cuenta con 60 inscritos para 2019.