«La sentencia confirma el indulto a la biblioteca»

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Javier Doreste, mostró su satisfacción por la reciente sentencia del Tribunal Supremo que facilita la solución al embrollo de la biblioteca pública del Estado. «Nos da la razón, en el sentido de que confirma el indulto» e impide el derribo del inmueble. Respecto al montante de la expropiación de derechos, cree que «deberían pagarlo Soria y Cardona».

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria valoró como muy positiva la última sentencia del Tribunal Supremo que excluye a los vecinos del edificio colindante al San Telmo como posibles beneficiarios de la indemnización que se derivará de la expropiación de los derechos reconocidos por los tribunales a los afectados por la construcción de la biblioteca pública del Estado. La importancia de este fallo, avanzado en exclusiva por CANARIAS7 en su edición del pasado jueves, es que el hecho de limitar el número de expropiados a la comunidad de propietarios del edificio San Telmo permite al Estado avanzar en el proceso de pago del justiprecio, ya que por fin queda claro quiénes son los sujetos que deben ser compensados.

La sentencia desestimó la posibilidad de que los vecinos del edificio colindante al de los recurrentes pudieran incorporarse al proceso judicial en la fase de ejecución de sentencia, como solicitaron en su momento, y como les reconoció el Tribunal Superior de Justicia de Canarias por considerar que también se habían visto afectados sus derechos de vista y luces.

«Ahora habrá una reclamación de los vecinos, si bien la sentencia no deja claro quién tiene que hacerse cargo del pago», explicó el concejal de Urbanismo del Consistorio capitalino, Javier Doreste, quien destacó que la determinación del Supremo da la razón a la ciudad. En todo caso, el edil recordó que en octubre de 2015, el entonces secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, anunció que el Ayuntamiento no iba a tener que soportar ningún tipo de indemnización por el mantenimiento en pie de la biblioteca ya que el propietario del inmueble -el propio Estado- asumía el coste de la expropiación de los derechos de los vecinos.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, explicó que la expropiación de los derechos de los vecinos del edificio San Telmo, que se convertirá en la práctica en una indemnización, «deberían pagarla de su bolsillo José Manuel Soria y Juan José Cardona, al menos desde mi punto de vista». El edil apunta a los dos políticos del PP como los responsables de la actuación urbanística que fue declarada ilegal por los tribunales y que ahora tendrá un coste económico para las arcas públicas. «Sería sano que los políticos asumieran una responsabilidad patrimonial», añadió.

Aclarado este asunto, al menos desde la perspectiva municipal, para el concejal de Urbanismo lo más importante es que «la última sentencia del Tribunal Supremo confirma el indulto al bien de interés cultural de la biblioteca pública».

El edil reconoció que desde que se produjo la sentencia no ha habido ningún contacto con el Gobierno central para este asunto pero se mostró confiado en poder resolver el asunto de una manera ágil.

«La biblioteca pública del Estado permanece en pie y eso un alivio para los ciudadanos», dijo, «fue una de las prioridades que tuvimos nada más llegar al gobierno municipal».