La Metroguagua «no convence» a Ciudad Jardín

Los vecinos de Ciudad Jardín han hecho llegar al Ayuntamiento su rechazo a la instalación de la MetroGuagua a través de Emilio Ley y Pío XII. El primer tramo del nuevo transporte de alta capacidad no ha sido recibido con entusiasmo por los vecinos de esta parte de la ciudad, que prefieren en su lugar un refuerzo de las líneas 2 y 25.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

Mientras se reinicia la obra de la MetroGuagua en el tramo entre Emilio Ley, Pío XII y Galicia, que debe seguir en fase de acopio de materiales y mediciones, los vecinos del entorno de Ciudad Jardín ya han hecho llegar al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria su rechazo al proyecto estrella de este mandato y del siguiente, una propuesta que costará unos 127 millones de euros y que supondrá la puesta en marcha de una línea de transporte público de alta capacidad, con frecuencias de paso inferiores a los cinco minutos y prioridad semafórica.

Los esbozos del primer tramo del recorrido «no nos convence», resumió la vicepresidenta de la asociación de vecinos Ciudad Jardín, Isabel Torón. «Estamos a favor de un transporte público más eficaz pero creemos que sería más práctico si potencian la 2 (Guiniguada-Puerto por Tomás Morales) y la 25 (Auditorio-Campus Universitario), que con el horario de verano tarda una barbaridad, y también las de los barrios», señaló la portavoz de los residentes.

Los representantes de los vecinos de Ciudad Jardín y de Alcaravaneras mantuvieron esta semana una reunión en la que el Ayuntamiento les informó del proyecto de la MetroGuagua y de su marcha.

Entre otras preocupaciones, los vecinos trasladaron la preocupación que existe entre los residentes del Paseo Madrid, por donde discurrirá la MetroGuagua conectando las calles Emilio Ley y Luis Doreste Silva. «No solo es que parece que el Paseo Madrid pierde aparcamientos, sino que además los vecinos se quejan de los problemas de movilidad que se generan como consecuencia de la presencia de varios colegios», dijo en referencia a los centros educativos Brains, Colegio Hispano Inglés y la escuela infantil La Blanca Paloma.

Respecto a la marcha de las obras, paradas desde el día siguiente a la inauguración oficial, Isabel Torón indicó que en la confluencia de Pío XII con Hermanos García de La Torre «dejaron el vallado y las señales de tráfico, que parece esto una escuela de conductores, y se marcharon, y ahora están midiendo por Pío XII».

En su opinión, «en la propuesta de la MetroGuagua no han contado con nadie».

Para ella, la ciudad tiene otros problemas que resultan prioritarios de resolver, como es el caso del nudo de Torre Las Palmas. «Ellos no se bajan del burro pero nosotros no le vemos el por qué al proyecto de la MetroGuagua», sentenció la representante vecinal.