Imagen del socavón que se produjo en la calle y sobre el que pasó la guagua. / Policía Local

Las guaguas empezarán a circular este miércoles por Blas Cabrera Felipe tras la reparación del reventón

La avería de la tubería quedó arreglada a las cuatro de la madrugada del martes

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Las guaguas comenzarán a circular este miércoles por el tramo que se vio afectado este lunes por el reventón de una tubería y un socavón en la calle Blas Cabrera Felipe. Los operarios de Emalsa han terminado el picado de la calle y la reparación de la tubería afectada por un cambio de presión. Tras fijar el firme, el transporte público retomará sus trayectos habituales, si bien los vehículos particulares no podrán circular hasta que no se realicen las obras de asfaltado de la calle.

La tubería se vio afectada por el aumento de la presión en dos tramos de la misma calle. Se trata de una infraestructura que roza el medio siglo de vida útil y cuya sustitución está contemplada en el plan estratégico de infraestructuras hidráulicas de la ciudad.

El incidente fue reparado en torno a las 04.00 horas de este martes, con lo que el suministro de agua potable ya estaba activado a primeras horas de la mañana. En todo caso, desde Emalsa se asegura que lo normal es que los 2.700 abonados que hay en esta parte del Cono Sur capitalino no hayan visto alterado el servicio debido a las reservas de agua que tienen los aljibes.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, explicaba por la mañana que se está tratando de restablecer el tráfico en la calle Blas Cabrera Felipe lo antes posible. Preguntado sobre la financiación de la reparación, Hidalgo dijo que «entiendo que será Emalsa» la que la asuma, aunque aclaró que «lo haremos por la vía más rápida posible».

Por su parte, la portavoz del Partido Popular, Pepa Luzardo, afirmó que el hundimiento de la calzada certifica la «penosa ejecución» del proyecto de la MetroGuagua. Se refiere a que el incidente se produjo en un tramo terminado de la guagua exprés hace solo unos meses y que la obra no cambió las instalaciones de agua y luz. Sin embargo, el alcalde desvinculó los dos asuntos.