Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 29 de febrero
En la imagen, la exalcaldesa, Conchi Narváez. Juan Carlos Alonso
La exalcaldesa de San Bartolomé exige una alternativa inmediata a Caipsho, el comedor de Cáritas

La exalcaldesa de San Bartolomé exige una alternativa inmediata a Caipsho, el comedor de Cáritas

La portavoz socialista se pregunta a dónde irán a comer o a asearse las personas en situación de calle que eran atendidas en el centro ahora cerrado

Gaumet Florido

San Bartolomé de Tirajana

Martes, 16 de enero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La exalcaldesa y portavoz del PSOE en San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, exige al gobierno local que articule «una alternativa inmediata» a Caipsho, el proyecto de Cáritas que daba un servicio de comedor, duchas, lavandería y atención socioeducativa a las personas sin hogar en el municipio, que cerró sus puertas el 1 de enero por decisión municipal. El gobierno local justificó la medida por el mal estado de la instalación eléctrica de las dependencias, que son del Ayuntamiento y están en la Plaza Parque de San Fernando.

«Este grupo de gobierno va a pasar a la historia por el cierre de instalaciones y de servicios básicos para nuestra población», subrayó este lunes Narváez. «Son un fraude como gobierno».

Recordó que la última vez que gobernó PP-AV, hace dos mandatos, «eliminaron servicios muy importantes, como el de la atención a víctimas de delitos de violencia de género». Añadió que en su etapa al frente del ejecutivo municipal lo volvió a activar, pero que «ahora lo han reducido».

La exalcaldesa se pregunta «qué va a pasar con el cierre de Caipsho, esas personas que están en la calle, que están sin hogar, dónde van a comer, dónde van asearse, pero, sobre todo, dónde van a ser atendidas de sus problemas de adicción al alcohol y a la drogas».

En su opinión, «siempre atacan a la población más vulnerable del municipio», de ahí que exija al gobierno que busque una «alternativa inmediata».

Por ahora, la intención anunciada por el propio ejecutivo ha sido la de aumentar la subvención anual a Cáritas, de 60.000 a 100.000 euros, para que habilite este año una unidad móvil de atención en calle.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios