Imagen del acto celebrado a mediados de noviembre. / C7

Las claves del 'congreso del lujo': derroches, reclamos y un pacto roto

La interventora del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Tania Naya reconoce haberse excedido

I.O.
I.O. Las Palmas de Gran Canaria

Cuatro días en alojamientos de lujo, conciertos privados, fiesta de carnaval, cenas de gala, champán y fuegos artificiales. La ostentosidad del I Congreso de Administración Local y Funcionarios con Habilitación Nacional, que corrió a cargo de los ayuntamientos de San Bartolomé y Santa Lucía de Tirajana entre el 16 y 19 de noviembre, es ya una de las polémicas más sonadas de la isla este año. Sobre todo, por la contradicción que supone gastar medio millón de euros en un acto pensado para formar a los empleados sobre una mejor gestión del dinero público.

Pese a que ambos consistorios insistieron en que se trataba de una inversión, la denuncia de los grupos de la oposición hizo saltar todas las alarmas y ha reavivado el malestar por cuestiones tangenciales al asunto como el pacto en Santa Lucía o la investigación de la interventora, Tania Naya, por incompatibilidades en el cargo.

La fiesta

Un contrato vía urgente de 500.000 euros

La cuenta la pagó prácticamente San Bartolomé de Tirajana, que invirtió 400.000 euros para el congreso al que asistió un total de 60 funcionarios nacionales, mientras que el Ayuntamiento de Santa Lucía gastó 100.000.

El procedimiento se tramitó por la vía urgente y sin publicidad, y en los 17 días que estuvo abierto el concurso, solo se presentó una única oferta a la que se le adjudicó el contrato por medio del Consorcio Sur Gran Canaria para la Television Digital Terrestre.

El presupuesto le resultó excesivo a CC y PP, que denunciaron incluir la actuación de artistas de alto caché o fuegos artificiales en las cuentas del erario público. Mientras que Santa Lucía se escoró en el desconocimiento de «las actividades lúdicas» complementarias al evento que planeó la organización, San Bartolomé defendía que el presupuesto era el habitual en estos congresos.

Sobre la polémica, la interventora aclaró en pleno que se recurrió al Consorcio de la TDT como órgano contratante porque es el único organismo en el que se sientan juntos los dos ayuntamientos que financiaron el congreso, San Bartolomé y Santa Lucía. «Un ayuntamiento no le puede dar una subvención a otro».

Explicaciones

El PP, CC y NC señalan a los dos ayuntamientos

Las críticas hacia el caso van en ascenso entre los partidos de la oposición, llegando incluso a generar cierta inestabilidad en los consistorios.

El pasado jueves 25 de noviembre, el edil del PP Marcos Rufo rompió el pacto con NC y Fortaleza en Santa Lucía de Tirajana aludiendo a unos presupuestos mal distribuidos y la polémica financiación del Congreso del Lujo. Sin embargo, otras fuentes advierten que estas son solo fueron «excusas» para una ruptura que ya estaba planificada con carácter previo.

Coalición Canaria prevé denunciar ante el Tribunal de Cuentas y la Fiscalía Anticorrupción el «despilfarro» y posible «uso indebido de dinero público», mientras que el presidente de NC, Román Rodríguez, ha anunciado que pedirá explicaciones.

Rectificación

«Seremos más austeros en los próximos congresos»

El Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana sigue defendiendo que considera necesaria la inversión hecha en la formación del personal público para mejorar el funcionamiento de la administración.

Por su parte, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana mantiene un discurso similar: «En este sentido los ponentes fueron de primer nivel y no cobraron por venir, de ahí que se les sufragaran todos los gastos«, afirmarmó en un pleno. Respecto a las actuaciones complementarias al acto principal, indicaron «que fueron abiertas a todo el público y que nunca se pidió entrada a nadie».

Sin embargo, la interventora Tania Naya calcula que en esos actos se gastaron entre un 30 y un 40% de los 500.000 euros del presupuesto, por lo que reconocen la necesidad de hacer ajustes de cara a la celebración de próximos actos.

Anomalías

El Consorcio de la tele cambió de presidente

El 28 de octubre, el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco García, asumió la presidencia del Consorcio que hasta el verano de 2021 había ocupado el regidor de Agüimes, Óscar Hernandez, mientras que Conchi Narváez, al frente del Ayuntamiento de San Barolomé, se hizo cargo de la vicepresidencia.

El relevo de cargos podría pasar desapercibido de no ser porque, en primer lugar, coincidió que el mismo día se firmó el expediente de contratación para organizar el 'congreso del lujo' financiado por los dos consistorios que ahora encabezan la cúpula directiva y, por otro, venía a subsanar una anomalía estatutaria.

Hacía más de un año que no había relevo al frente del ente de la TDT cuando, según sus estatutos, ha de renovarse cada 6 meses y la presidencia ha de recaer en uno de los alcaldes o alcaldesas de los municipios consorciados.