Colocación de una de las nuevas pasarelas para personas con movilidad reducida en Maspalomas. / C7

Costas autoriza a colocar otra vez la pasarela en la escollera del Oasis

El permiso durará un año y coincide en el tiempo con una actuación municipal que mejora la accesibilidad de todas las playas de la localidad

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

La Demarcación de Costas de Canarias ha autorizado al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana a colocar otra vez la pasarela peatonal que durante años estuvo desplegada sobre la escollera de Maspalomas, la que discurre paralela al lado mar del centro comercial Oasis. Esta estructura es la que facilita el paso a turistas y a personas con movilidad reducida entre el Faro de Maspalomas y la propia arena de la playa.

La resolución con la autorización, firmada por el nuevo delegado de Costas en Canarias, Alberto Martín Coronel, data del 15 de noviembre pasado y permite al consistorio sureño la ocupación durante un año de esos terrenos sobre la escollera, que pertenecen al dominio público marítimo-terrestre, con la colocación de una pasarela de plástico de 290 metros lineales de longitud, entre el Faro de Maspalomas y el puesto de vigilancia y salvamento anexo al centro comercial Oasis.

La pasarela estuvo instalada hasta abril pasado, pero tras una denuncia de usuarios que entendían que se había ampliado la escollera, Costas se percató de que la pasarela no constaba con permiso habilitante e instó a San Bartolomé a cumplir con el trámite. La petición del equipo que dirige el edil del Litoral, Samuel Henríquez, entró en Costas el 10 de agosto de 2021 y logró un informe favorable de Transición Ecológica del Gobierno canario el pasado 29 de septiembre. Ahora, ya con el permiso, el Ayuntamiento pretende instalar la pasarela en breve.

Henríquez entiende que el municipio está de enhorabuena. «Ahora tenemos una playa más accesible y damos un servicio más a los turistas y a las personas con movilidad reducida». A su juicio, han sido fundamentales «los cambios que se han sucedido en Costas que han permitido tender puentes de diálogo con la institución», para lo que ve clave la figura del nuevo delegado, Alberto Martín, al que agradece su buena predisposición.

«Desde el inicio del mandato vimos esa pasarela como una necesidad para garantizar el acceso de las personas con movilidad reducida», explicó Henríquez, quien recordó que tras las protestas que protagonizaron algunos usuarios por algunos trabajos municipales en esa zona e n abril pasado, el consistorio optó por no actuar hasta no lograr la autorización pertinente. «Una vez lograda, procederemos a colocarla respetando escrupulosamente las exigencias marcadas por la Demarcación de Costas».

En todo caso, avanzó que ha solicitado una reunión al delegado para que la institución les fije los criterios de mantenimiento y conservación de las playas y, de esa manera, «se eviten incidentes similares a los sucedidos y que se diga por parte de algunos» que el Ayuntamiento actúa «de manera incorrecta».

San Bartolomé coloca otros 600 metros de pasarelas en las playas

Por otra parte, el Ayuntamiento instala estos días otros 600 metros de pasarelas de 1,2 metros de anchura en varias calas del municipio para garantizar la accesibilidad de las personas con movilidad reducida. Están hechas con materiales sintéticos y diseño modular articuladas para facilitar itinerarios peatonales sobre la arena, entre la urbanización turística y la línea de pleamar. Suministradas por Distribuciones Hoteleras Valido SL, se instalan en Maspalomas, San Agustín y Meloneras. Tuvieron un coste de 58.000 euros y son una exigencia para recuperar las banderas azules