Manuel Sosa Medina (Sandokán) al timón de su embarcación en aguas del Norte. / C7

La costa norte llora la muerte de Sandokán

El afamado vecino de El Puertillo de Arucas evitó el ahogamiento de cientos de personas lanzándose al mar con una valentía irrepetible

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La costa Norte llora desde este sábado el fallecimiento de Manuel Sosa Medina, más conocido como Sandokán, el hombre que salvó más de 300 vidas en las bravas aguas de esta comarca, el afamado vecino de El Puertillo de larga barba con una caja torácica en la que no le cabía el corazón.

El gran nadador que fue siempre Sandokán acabó convirtiéndose desde joven en un salvavidas altruista, con base en El Puertillo de Arucas, que no dudaba en arrojarse al mar cuando cualquiera estaba en apuros.

Sandokán junto a un salvavidas de corcho en la playa de El Puertillo de Arucas. / Juan Carlos Alonso

Porque Sandokán fue durante varias décadas la referencia obligada cuando alguien se veía superado por el fuerte oleaje o se caía a la marea. Entonces no tenía barca ni más medios que sus fuertes brazos y el amplio conocimiento que atesoraba de las corrientes y los recovecos de la costa Norte.

Manuel Sosa Medina salvó a más de 300 personas de morir ahogadas entre el oleaje de la costa norte a lo largo de varias décadas, siempre de forma altruista

C7

«La mar no conoce a nadie», solía decir para advertir de su peligro este hombre sencillo, valiente y en muchas ocasiones temerario porque se atrevía a lanzarse al rescate cuando la mayoría era incapaz. Así evitó el ahogamiento de bañistas, pescadores y otras personas en apuros a lo largo de varias décadas, hasta que en 2008, cuando ya disponía de una embarcación, una trombosis impidió que siguiera nadando. Desde entonces se movía en una silla de ruedas.

Padre de cinco hijos, su parecido con el personaje de una serie de televisión de los años 70 del siglo pasado le dio su popular sobrenombre.

Mural gigante dedicado a Sandokán en el barrio de El Puertillo. / Juan Carlos Alonso

Manuel Sosa es Hijo Predilecto de Arucas, da nombre a una calle de El Puertillo, fue Medalla al Mérito de Protección Civil en 1991, Medalla de Oro de Canarias en 2007 y Premio Humanidades José Joaquín Díaz de Aguilar del Club Rotario de Gran Canaria, aunque tal vez el reconocimiento que más le gustó fue el que en septiembre de 2020 le brindó el Consistorio de Arucas al inaugurar un gran mural con su imagen en El Puertillo.

El alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, lamentó su fallecimiento, ocurrido en su domicilio y por causas naturales, alabando su trayectoria. El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, escribió en Twitter que «Sandokán en Arucas era el pescador que salvó a muchas personas de las aguas del mar». El exalcalde aruquense resaltó también que «su obra trascendió al conjunto de las islas».