Pesar en la comunidad salesiana tras el fallecimiento de Alicia y Cristina.. / C7

«Alicia y Cristina eran personas excelentes, generosas y alegres»

El centro educativo en el que estudiaron emite un comunicado en el que invita a las familias a compartir una eucaristía en su memoria el próximo 20 de diciembre

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Las Palmas de Gran Canaria

«Eran dos personas excelentes, generosas, alegres, siempre dispuestas a escuchar y ayudar al compañero, dinámicas e involucradas en el carisma salesiano a las que desde ya echamos de menos en nuestra casa». Así quiere recordar la comunidad salesiana a Cristina y Alicia, las dos jóvenes que fallecieron en este inicio de semana junto a sus padres, Pepe Rodríguez y Mari Carmen Rodríguez, en un fatal accidente de tráfico en carreteras rumanas.

El dolor, la pena y la tristeza ahonda en estos días de puente en la familia salesiana desde que llegara a Canarias la trágica noticia, después de que el matrimonio y la hija menor hayan viajado hasta Rumanía para visitar a Alicia, quien se encontraba en el país del sureste europeo de Erasmus.

Esta miércoles por la mañana, el colegio salesiano de San Juan Bosco, donde se educó y formó Alicia, y donde su hermana Cristina cursaba 4º de la ESO y se prestaba para ser preanimadora del Centro Juvenil Ábora Bosco, confirmó con tristeza a través de un comunicado en Facebook el fallecimiento de la hija menor tras no poder salir de la situación crítica en la que se encontraba tras el brutal choque.

En ese escrito el centro educativo transmitió a las familias la suspensión de los actos festivos para el Día de los Maestros y de las próximas navidades. «Son momentos duros y complicados para nuestra comunidad educativa, por lo que pedimos la oración», añade la carta.

Del mismo modo, comunicaron que próximamente «ampliarían información sobre estos hechos» e invitó a la comunidad salesiana y familias del colegio a reunirse en la celebración de una eucaristía en su memoria el próximo 20 de diciembre a las 18.00 horas en el salón de actos del colegio.

Unión en redes

Este daño irreparable no ha afectado tan solo al colegio de San Juan Bosco. Han sido todos los canarios y, sobre todo, la comunidad salesiana de la Isla al completo la que se han querido sumar al pesar de sus allegados más próximos.

Desde el colectivo de salesianos de Las Palmas han publicado el siguiente mensaje: «Enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia de las dos jóvenes, de sus padres y a la comunidad educativo pastoral de salesianas San Juan Bosco Árbol Bonito, uniéndonos en oración».

De igual manera, el colegio María Auxiliadora, en Telde, también mandaron su mensaje de apoyo: «Nos unimos a la comunidad educativa de San Juan Bosco en el dolor por la pérdida de Alicia y de sus padres y estamos en la oración por Cristina», dijeron en esos momentos en los que la hija menor todavía luchaba por su vida en el hospital.

Todas las redes sociales se han teñido de luto tras este duro varapalo. Amigos, parientes y conocidos han dejado sus palabras sobre la profunda pérdida en redes sociales. «¡Qué horror! Estoy totalmente jodida. Alicia estaba llena de vitalidad, siempre iba con una sonrisa y era divertidisima. Cristina otro tanto de lo mismo, una autentica fuerza de la naturaleza, unas personalidades increíbles», escribe una usuaria en Twitter.

Augusto Hidalgo, alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, municipio de donde era originaria esta familia, confesó en su cuenta personal de Twitter que se encuentra «afligido ante la tragedia acaecida en Rumanía. No hay palabras con las que poder aliviar el dolor que deben estar padeciendo los parientes, amistades y vecinos de la familia Rodríguez; aun así, quiero expresarles mi más sentido pésame. #DEP». Pésame al que también se ha unido el senador por Gran Canaria, Alejandro Ramos, en la misma aplicación.