Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 22 de mayo
Rafael Martín y Jesús Diego Megía, agentes del Destacamento deTráfico de Puerto del Rosario. Javier Melián / Acfi Press

Jesús y Rafael: «Fue un momento para recordar siempre, ayudar a una vida recién nacida»

sucesos ·

Dos guardias civiles auxiliaron y escoltaron durante ocho kilómetros a la madre y el bebé hasta el Hospital General de Fuerteventura, tras haber dado a luz en el vehículo

Catalina García

Puerto del Rosario

Miércoles, 1 de marzo 2023, 14:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Fueron unos diez minutos más largos y hasta angustiados, pero con final feliz, de los dos guardias civiles que auxiliaron y escoltaron durante ocho kilómetros hasta el Hospital General de Fuerteventura a la madre que había dado luz a una niña en su coche en la carretera FV-1 Puerto del Rosario-Corralejo. Los agentes Rafael Martín y Jesús Diego Megía coinciden en que fue «un momento para recordar siempre, de esos que te quedan grabados: haber auxiliado a una vida que ha venido al mundo es toda una satisfacción».

Ocurrió una mañana del 4 de febrero, aunque se difundió la noticia esta semana, durante un control de alcoholemia rutinario. Los dos guardias civiles estaban aparcados con sus motos en el punto kilométrico 7.200 de la FV-1, conocida como la carretera de las dunas. Poco más de un kilómetro más allá, en el punto kilométrico 8.500, estaba estacionado el padre con un bebé que no dio tiempo a la madre a llegar al Hospital majorero para nacer.

La Central Operativa de Tráfico (COTA) alertó del parto y activó a los dos agentes que llegaron antes que la ambulancia por la cercanía con el lugar. Allí se encontraron a un padre muy nervioso y a una madre que ya reposaba dentro del coche tras el parto, con el bebé tapado, aunque su temperatura estaba fría.

Ante este panorama, «como veíamos que no había llegado la ambulancia, nos ofrecimos a escoltarlos hasta el Hospital, abriendo paso con las motos, y el padre aceptó encantado porque el bebé y la madre estaban bien, pero no sabía si podía surgir alguna complicación postparto». Los compañeros guardias civiles del grupo de atestados iban detrás del vehículo de la familia, cerrando la comitiva por toda la carretera.

Y así hicieron durante los ocho kilómetros que distaban hasta el Hospital. «Nos avisaron a las 7.55 y llegamos al centro sanitario unos diez minutos más tarde». La hora resultó importante porque es la de la entrada de los colegios y de otros centros públicos, por lo que había mucho ajetreo de coches esa mañana, más la carretera en obras, «con lo que resultó complicado para adelantar, para abrir paso, aunque los otros automovilistas colaboraron muy bien».

Los dos agentes, en Puerto del Rosario.
Los dos agentes, en Puerto del Rosario. javier melián / acfi press

Una vez en urgencias del Hospital, los agentes Rafael y Jesús Diego por fin pudieron darle la enhorabuena al padre «y también no la dimos a nosotros porque jamás no había ocurrido nada semejante. El padre estuvo en todo momento muy agradecido».

Ya atendida la madre en urgencias y cortado el cordón umbilical, hasta se permitieron bromas. «Fue tan rápida la cosa que no me había cuenta de que era niña y le dije al padre que si le iba a poner mi nombre, pero me aclaró que no, que era una niña», se ríe ahora al recordarlo Jesús.

Veinte y cinco años lleva Jesús Diego (Valdepeñas, Ciudad Real, 1974) en la Guardia Civil, de los cuales 23 en el Destacamento de Puerto del Rosario, «y nunca me había pasado un auxilio de un parto, sí algún tema relacionado con un infarto, pero nada más».

Rafael (La Carlota, Córdoba, 1969) lleva apenas un año destinado en Fuerteventura de sus 30 años de servicio y tampoco había vivido nada similar. Y es que, sí «somos profesionales, sí, pero se pasa un poquillo angustiado», reconoce Rafael.

La Guardia Civil tiene entre sus misiones vigilar y proteger a las personas, entre las que destaca la de auxilio y atención de los usuarios de las vías de comunicación por parte de la agrupación de Tráfico. El ejemplo está en estos dos agentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios