Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 18 de mayo
Begonia, su marido y sus empleadas, brindan con champán por el segundo Gordo repartido en pocos años. Javier Melián / Acfi Press
La ilusión del Gordo viaja de Antigua a Morro Jable

La ilusión del Gordo viaja de Antigua a Morro Jable

lotería de navidad ·

La Lotería de Navidad deja un total de 800.000 euros en dos números por máquina, los boletos azules. En el bazar Ahulaga, es el segundo primer premio que reparten. En el bazar Papagayo, el año pasado dieron un cuarto premio y un segundo en 2016

Jueves, 22 de diciembre 2022, 18:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el bazar Ahulaga, de Antigua, Begonia Cabrera brindó con champán, mientras que en el bazar Papagayo de Morro Jable, María Nieves Alacid cantó el número como los niños de San Ildefonso. De estas dos maneras, y entre risas, los dos despachos receptores de Fuerteventura celebraron este jueves haber repartido el Gordo, que dejó un total 800.000 euros en dos boletos de máquina, los llamados boletos azules.

Desde hace más de veinte años, el bazar Ahulaga reparte ilusión cada Navidad desde el mismo centro de Antigua, aunque Begonia Cabrera regenta el comercio desde hace seis años. «Es el segundo premio Gordo que damos: el primero fue en 2018. Estamos abonados a la suerte en Antigua» repite por teléfono y a los medios de comunicación que esperamos el momento foto: el descorche del champán. Eso sí, avisa de que el año próximo «daremos el tercer Gordo».

Begonia Cabrera, con el número del Gordo, en el bazar Ahulaga, de Antigua.
Begonia Cabrera, con el número del Gordo, en el bazar Ahulaga, de Antigua. Javier Melián / acfi press

Mientras llegan las copas y la botella, los clientes no dejan de llegar al Ahulaga para poner una quiniela, jugar a la Once, comprar para el Niño. «Me estaba tomando un café, oí el premio, salté y pegué un grito: toma, el Gordo» relata mientras no para de reír. «Es una emoción muy grande, aunque no me haya tocado a mí personalmente, pero saber que vamos a seguir un año más dando guerra, teniendo trabajo. Es mucha felicidad, no es sólo que alguien se haya llevado el Gordo. Significa mucho más».

Por el bazar de Begonia Cabrera pasa «mucha gente», sobre todo del municipio de Antigua «y del cercano Betancuria también tenemos muchos clientes». A esos compradores más o menos fijos, se suman los veraneantes, sobre todo canarios y peninsulares.

Las ventas de la Lotería de Navidad de este año transcurrieron «mejor que en 2021, lo que ocurre es que la gente no se fía mucho del boleto azul», refiriéndose a los números de máquina, y termina comprando los boletos tradicionales. «El Gordo del 2018 nos dio publicidad y la gente nos va conociendo. Pasa a comprar y comenta, ah, este es el famoso bazar Ahulaga, casi no lo encontramos».

María Nieves Alacid, a la derecha y de negro, y sus empleadas, en el bazar Papagayo, en el municipio de Pájara.
María Nieves Alacid, a la derecha y de negro, y sus empleadas, en el bazar Papagayo, en el municipio de Pájara. samuel perdomo

En Morro Jable, en la avenida del Saladar, los clientes del bazar Papagayo de María Nieves Alacid son muy distintos a los de Begonia. Aunque vende bastante a los ciudadanos del sur de Fuerteventura, los turistas también paran y se llevan un numerito para sus países de origen. «No sabemos qué ha pasado este año, pero hemos vendido muchísimo a los turistas, que son fundamentalmente alemanes e ingleses. No sé cómo, pero llegan conociendo nuestra Lotería. Vete tú a saber, quizás nuestro Gordo se va para Alemania o Reino Unido».

María Nieves también es habitual en los premios de la Lotería de Navidad, sin ir más lejos dio un cuarto premio el año pasado, un segundo en 2016, otro año otro cuarto, otro un quinto. Esta vez, con el Gordo, la alegría recorre el bazar y con sus empleadas canta el número para los medios de comunicación como si estuvieran en el Teatro Real. «¿Cómo no íbamos a cantar el número del primer premio? Ya que lo dimos y nos hemos estrenado con el Gordo, teníamos que cantarlo».

El bazar Papagayo se localiza en medio de hoteles y complejos de apartamentos de Solana Matorral, a dos kilómetros de Morro Jable. Por eso la clientela es extranjera, pero también de los trabajadores de la hostelería que no dejan de comprar su numerito de Lotería de Navidad.

A ambas, Begonia y María Nieves no se les ocurre quién es el agraciado con 400.000 euros. Las ventas de la Lotería de Navidad empiezan en julio y desde entonces ha pasado mucha gente por Antigua y por Morro Jable que prefiere el boleto azul. «¿Un sorbito de champán?», invitan.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios