Vuelco en el rally que atravesaba la Zepa de Lajares, en el municipio de La Oliva. / Agonane

Freno (cautelar) a los rallys

El TSJC suspende el acuerdo del pleno que aprobó el cambio de la ordenanza reguladora, que está impugnado por el Gobierno de Canarias en la Sala de lo Contencioso-Administrativo. Sólo se podrá circular a 30 kilómetros por hora en espacios protegidos y Red Natura 2000. El Cabildo pide al Ejecutivo que rectifique

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Los rallys podrán seguir celebrándose, pero no cruzar por ahora ninguna Zona de Especial Protección para las Aves (Zepa), ni espacio protegido. La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) dictó un auto de suspensión cautelar del acuerdo del pleno del Cabildo de Fuerteventura del 29 de octubre de 2021 que dio luz verde a la modificación de las ordenanza insular de la red de rutas en el medio natural de Fuerteventura que regula la circulación de quads, buggies, motos trial, enduro o cross y vehículos de naturaleza similar.

Estas medidas cautelares recogidas en el auto judicial del pasado 2 de mayo echan por tierra la celebración de rallyes como el de La Oliva o Antigua, cuyo recorrido afectaba -en parte o en su totalidad- a los espacios naturales protegidos y las áreas que forman parte de la Red Natura 2000, o sea las Zepas. Esta suspensión parte de la Viceconsejería de Planificación Territorial del Gobierno de Canarias que impugnó ante el TSJC el acuerdo plenario de aprobación del cambio en las ordenanzas y, de forma indirecta, la aprobación de la ordenanza reguladora en sí, que data del 30 de enero de 2019 por acuerdo del pleno insular.

Prohibido circular a más de 30 kilómetros por hora

Al solicitar esta suspensión cautelar del cambio de la ordenanza insular, el Gobierno de Canarias enarbola como principal argumento la preservación del suelo rústicos «frente a los usos y las actividades que suponen una transformación, ya que podrían perder valores naturales y ambientales que requieren su protección». Además, el Ejecutivo alega que los usos y las actividades permitidos con el cambio de la ordenanza «afectan a especies que merecen de una especial protección por su valores ambientales», así como a los espacios protegidos.

Ante la suspensión cautelar de la modificación de la citada ordenanza insular, entra de nuevo en vigor esta misma normativa anterior al cambio que establecía el máximo de 30 kilómetros por hora de velocidad a la hora de circular por los espacios naturales protegidos y las Zepas.

El Cabildo pide al Gobierno que dé marcha atrás

La toma de conocimiento del auto de medidas cautelares del 2 de mayo fue ayer al pleno del Cabildo y el presidente Sergio Lloret aprovechó para pedir al Gobierno que retire el recurso interpuesto a la modificación de la citada ordenanza insular. Desde el Cabildo majorero «no entendemos este contencioso, que ordena la suspensión cautelar de la misma, por cuanto que la ordenanza se aprobó en la pasada legislatura sin alegaciones ni sugerencias, mientras que la Corporación actual aprobó su modificación para delimitar los caminos por los que pueden circular estos vehículos atendiendo al respeto al medio ambiente».

Por su parte, el consejero de Deportes, Claudio Gutiérrez, rompió una lanza a favor del sector del rally «que pasa por dificultades en la actualidad y, para colmo, el PSOE sigue torpedeando y poniendo piedras en las ruedas al automovilismo con el silencio cómplice de los cargos públicos socialistas en aquellos municipios donde se celebran los rallys».