Andrés Briansó (exPodemos), Sandra Domínguez (exAMF), Juan Nicolás Cabrera (exNC) y Sergio Lloret (AMF), votando a favor del interés insular de los estudios de cine en el pleno del lunes, ante la mirada de los consejeros de CC. / Javier Melián / Acfi Press

Calma chicha en el pacto tripartito insular tras el Dreamland

No se ha hecho rogar la reacción en contra de otros partidos a la aprobación de los estudios de cine cerca del Parque Natural de las Dunas de Corralejo

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

El rechazo a la ubicación del plató de cine más grande de Europa cerca del Parque Natural de las Dunas de Corralejo ha unido a los partidos políticos no representados en el Cabildo y que abarcan desde Juntos por Pájara hasta Fuerteventura Avanza, pasando por Nueva Canarias, partido que vuelve a aclarar que su exconsejero no le representa. En el seno del pacto tripartito insular, ni Sergio Lloret parece que vaya a cesar a los consejeros de CC y PP, ni ellos a irse, con lo que la diferencia de criterios a la hora de la votación sobre la Ciudad del Cine no provocó ningún tsunami político.

Sobre la no ruptura del grupo de gobierno insular después de una disidencia tan patente, el propio presidente Sergio Lloret (AMF) aclaró que «estas cuestiones no son las normales y lógicas de un grupo de gobierno», mientras que la nacionalista Lola García habló de «seguir trabajando por responsabilidad con la ciudadanía y la institución», avisando que «nosotros no nos vamos a ir». Con la vista puesta en los comicios del 28 de mayo de 2023, a ningún partido le interesa echar a nadie, ni dejar en minoría, para evitar el efecto contrario: convertir al otro en una víctima política a la que una parte de la ciudadanía gusta tanto dar el voto.

El presidente Sergio Lloret (AMF) y Lola García (CC), en otro pleno del Cabildo. / Javier melián / acfi press

El rechazo de los partidos políticos no representados en el pleno del Cabildo a la ubicación del plató de cine en territorio virgen se empezó a desgranar nada más terminar el pleno: unos para así desautorizar a sus consejeros, como es el caso de Podemos con Andrés Briansó y de Nueva Canarias con Juan Nicolás Cabrera Saavedra, que ya lo había dejado claro cuando se pasó al grupo de gobierno; otros grupos políticos, rompiendo una baza en favor del paisaje como hicieron ayer Juntos por Pájara o Fuerteventura Avanza, a pesar de que la localización no está dentro de sus ámbitos municipales. Y es que el Dreamland no ha dejado indiferente a ningún partido, quizás como reflejo de la conmoción social que ha provocado.