Borrar
Directo Pleno del Parlamento: Intercambio de reproches entre Clavijo y Torres por la crisis migratoria
El habitáculo del coche que era usado por el entonces comandante Espinosa en el que aparecieron unos 40 gramos de cocaína. Ocurrió durante su estancia en Las Palmas. C7
Caso Mediador: ¿Detenidos?, testigos y un honor perdido

¿Detenidos?, testigos y un honor perdido

crónica ·

El nerviosismo se dispara en las filas socialistas y en instancias empresariales. Ya hay quinielas sobre detenidos

Francisco Suárez Álamo

Francisco Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 6 de marzo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Entre los cientos de folios de la instrucción del caso Mediador, donde se amontonan escritos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como oficios y resoluciones de la juez instructora, hay una frase que ha disparado la histeria en muchos lugares de Canarias, en especial en el Partido Socialista, varios despachos del Gobierno regional y también entre empresarios y ejecutivos. Es la advertencia de que, para completar la investigación, será preciso citar a declarar a funcionarios y empresarios. En esa frase se dice que en calidad de testigos pero el miedo es libre y se expande a velocidad de vértigo. Quizás porque los testigos no tienen derecho a mentir.

En paralelo, hay una pregunta que corre de boca en boca: «¿Es verdad que va a haber más detenciones?» Y entonces se hace un silencio sepulcral, solo roto por los que se apuntan a las conjeturas y hacen sus particulares quinielas.

Evidentemente, solo la jueza conoce la hoja de ruta de su instrucción. Se suponía que la Fiscalía también, pero el choque de trenes entre ambos respecto a la libertad del exdiputado Juan Bernardo Fuentes marca un hito en el procedimiento.

Lo evidente, a tenor de los cientos de folios, es que la jueza se ha tropezado con media docena de nombres que aparecen relacionados con la presunta trama de corrupción y cuyo testimonio podría ser crucial para confirmar si hay indicios creíbles de delito o no. En ese grupo entran, por supuesto, cargos públicos, funcionarios y hombres y mujeres del ámbito empresarial.

Pero es que, además, la jueza sigue esperando un aluvión de información. Por una parte, está a la espera de la que solicitó sobre una cuenta bancaria a nombre del general Espinosa abierta en Bélgica, como también de los contratos hechos durante su mandato al frente de una misión de formación de agentes en el Sahel. Y no menos importante es que la Policía Nacional desentrañe la información encontrada en los registros domiciliarios de los detenidos y en los dispositivos móviles e informáticos requisados. Esto último dispara exponencialmente esa histeria: «Buff... cuando miren el teléfono de este o de aquel... a saber lo que encuentran». Es el comentario generalizado... o al menos lo es entre quienes llamaron a esos teléfonos o mandaron mensajes que ahora habrían preferido no haber escrito.

Hará falta mucha tila: el caso va para largo. La jueza espera que le llegue otro aluvión de información

De entrada, los agentes ya dieron con anotaciones de la empresa de José Suárez Estévez, alias 'el Drones', que mencionan al intermediario Marco Antonio Navarro como mediador con el Gobierno canario para la venta de drones, así como los registros de transferencias bancarias y facturas que confirmarían la salida de dinero para pagar prebendas (o el intento de conseguirlas), además del papel de la empresa Hispano Robysa como la encargada de dar apariencia de legalidad a esos pagos con documentación falsa.

Donde el impacto emocional de los primeros días ha dejado paso a la preocupación y finalmente a la histeria es en las filas socialistas canarias. El caso Mediador ha llegado en plena precampaña y en el PSOE quieren pensar que lo peor ha pasado, pero no lo saben a ciencia cierta.

El runrún de que las piezas separadas deparará sorpresas de grueso calibre y la preocupación en torno a posibles detenciones de personas de relevancia pública hace que más de uno haya perdido el sueño. Más aún, ya ha empezado la teoría de la conspiración, esa que apunta que no es casual que el caso estalle a menos de tres meses de las elecciones del 28 de mayo.

De nuevo, el recordatorio es obligado: solo la jueza sabe hacia dónde va el caso. Pero es que la propia jueza está a la espera de más pruebas documentales, como también es incuestionable que para completar la instrucción será necesario escuchar a más personas que estuvieron relacionadas con las personas hasta ahora implicadas en la trama.

En la Guardia Civil no perdonan el daño causado por Espinosa y recuerdan sus palabras sobre el honor

Otra cosa es la situación en la Guardia Civil. El malestar en el cuerpo por el daño a la imagen producido por la detención del general Francisco Espinosa solo es comparable con el grado de satisfacción de quienes llevaban años esperando que alguien lo pusiera en su sitio.

Ahora, como quien abre un armario que lleva al pasado, afloran interrogantes que entonces se dejaron sin respuesta. Estos días circulan, por ejemplo, las fotos tomadas cuando, siendo Espinosa coronel al frente de la Comandancia de Las Palmas, fueron halladas de forma casual unos 40 gramos de cocaína en el vehículo. Como también se recuerdan las obras que se hicieron en la Comandancia y su proximidad al empresario Ángel Ramón Tejera, conocido como 'Mon' o 'Alférez Mon'. En sede judicial está abierta una investigación sobre la gran cantidad de obras adjudicadas a su constructora y se relaciona la próxima marcha del coronel de la provincia de Santa Cruz de Tenerife precisamente con algunas contratas en dependencias de la Guardia Civil en esa provincia.

No faltan tampoco los que recuerdan cómo, en cada acto con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, Espinosa hacía referencia en su habitual discurso a la importancia del concepto del honor... el mismo que muchos agentes consideran mancillado por los indicios que lo han llevado hasta la fecha a ser el único de los implicados en la trama que duerme entre rejas.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios