Borrar
Directo El Pacto Canario por la Inmigración, a debate en el Parlamento de Canarias
El deshielo avanza en el glaciar de «La Mer de Glace», cerca de Chamonix (Francia). marco bertorello / AFP
El cambio climático se intensifica y deja los ocho años más cálidos de la historia

El cambio climático se intensifica y deja los ocho años más cálidos de la historia

cumbre del clima de egipto ·

La subida del nivel del mar se acelera, el deshielo de glaciares bate récords y los fenómenos meteorológicos extremos arrasan, advierten los meteorólogos de la ONU

Domingo, 6 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El calentamiento global no solo sigue su curso, sino que se ha intensificado en los últimos ocho años. Debido al incremento de la concentración en la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) y la acumulación constante de calor, el año 2022 arrojará un nuevo récord: los últimos ocho años serán los más cálidos desde que existen registros de temperatura.

Así lo ha querido recordar la Organización Meteorológica Mundial (OMM) con la publicación de un informe preliminar sobre el 'Estado del clima mundial 2022', cuyos datos definitivos se darán a conocer en abril de 2023. Con los datos recopilados hasta septiembre de 2022, lanzan una advertencia a la comunidad internacional de cara a la COP27 cuyas negociaciones se abren mañana 7 de noviembre en Egipto.

Además de la adaptación al cambio climático y a la reparación que este causa, la cumbre del clima también se ocupará de debatir cómo frenar este incremento constante de las temperaturas con la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI).

Gases de efecto invernadero en niveles sin precedentes

Sobre estos últimos, advierte el informe que las concentraciones de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso volvieron a alcanzar niveles sin precedentes durante el año 2021. El aumento anual de la concentración de metano fue «el más alto jamás registrado», advierten. Según los datos de las principales estaciones de monitoreo hasta septiembre de 2022, los niveles atmosféricos de los tres gases de efecto invernadero siguieron aumentando en 2022.

Un peor dato del previsto del incremento de temperaturas

La presencia de los GEI tienen un efecto directo en la acumulación del calor en la atmósfera y el calentamiento global. Los meteorólogos estiman que actualmente que la temperatura media mundial de 2022 superará en aproximadamente 1,15 [de 1,02 a 1,28] °C la media del período preindustrial (1850-1900). Debido al episodio de La Niña, es probable que 2022 sea solo el quinto o sexto año más cálido del que se tiene constancia. Sin embargo, esto no invierte la tendencia a largo plazo. Los meteorólogos creen que «es solo cuestión de tiempo que se bata el récord de año más cálido jamás registrado». Estos resultados son más pesimistas que los que ya publicó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) el pasado mes de febrero, cuando dijo que esta subida sería de 1,09º, algo inferior.  

El secretario general de la ONU desvelará en la COP27 un Plan de Acción para la iniciativa 'Alertas Tempranas para Todos', ya que actualmente la mitad de los países del mundo carecen de sistemas de alerta temprana

Aceleración de la subida del nivel del mar

Las temperaturas afectan directamente al deshielo y así se ha visto con las mediciones del nivel del mar. Desde 1993 se ha duplicado la velocidad a la que aumenta el nivel del mar. Ha subido casi 10 mm desde enero de 2020 y este año ha marcado un nuevo máximo. El 10 % del incremento del nivel del mar registrado a escala mundial desde que comenzaron a obtenerse mediciones por satélite —hace casi 30 años— se concentra en los últimos dos años y medio. Entre enero de 2021 y agosto de 2022 el nivel de las aguas aumentó unos 5 mm. Esta aceleración se debe a la intensificación del deshielo.

Glaciares bajo mínimos

En los Alpes, el deshielo de los glaciares batió récords en 2022. Se midieron pérdidas medias de espesor de entre 3 y más de 4 metros, valores notablemente superiores a los de 2003, el último año en el que el deshielo fue más destacado. Las primeras mediciones indican que, entre 2021 y 2022, los glaciares suizos perdieron el 6 % de su volumen de hielo. También, y por primera vez en la historia, hasta en las mayores altitudes se fundió toda la nieve en verano. Según los meteorólogos, un manto nivoso ya mermado y las acumulaciones de polvo sahariano del pasado verano, sumado a las intensas olas de calor, propiciaron esta pérdida sin precedentes.

«Las señalas y las consecuencias del cambio climático son cada vez más alarmantes. Los niveles de C02 en la atmósfera son tan elevados que apenas podremos limitar el calentamiento a 1,5º C con el objetivo de los acuerdos de París»

peter taalas

Secretario general de la OMM

Los mares arden

El océano también ve amenazada su función de enfriar al planeta y mantener limpia su atmósfera al almacenar alrededor del 90 % del calor que se acumula como consecuencia de las emisiones de GEI debidas a las actividades humanas. La capa superior del océano, hasta los 2.000 metros de profundidad, siguió calentándose y alcanzó niveles récord en 2021 (el último año para el que se dispone de datos). En conjunto, el 55 % de la superficie oceánica experimentó al menos una ola de calor marina en el año 2022.

Regiones devastadas por los fenómenos extremos

Estos datos se traducen en comportamientos climáticos extremos y devastadores para la población como los observados en todo el planeta durante 2022. La OMM recuerda, por ejemplo, que en África oriental las precipitaciones han estado por debajo de la media durante cuatro estaciones de las lluvias consecutivas, «algo que jamás había ocurrido en los últimos 40 años» dicen. En el extremo opuesto se vio Pakistán, con 33 millones de personas afectadas y 1.700 víctimas por las inundaciones que se produjeron tras de una ola de calor extremo. África meridional fue azotada por los ciclones durante dos meses a principios de 2022. Madagascar fue el país más afectado. En septiembre, el huracán Ian asoló Cuba y parte de Florida. Finalmente, China sufrió la ola de calor más extensa y pertinaz desde que se tienen registros nacionales y Europa aún no se ha sacudido el recuerdo de los más de 40º experimentados durante el verano.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios