Borrar
Higinia Garay
Las otras habilidades esenciales para conseguir trabajo

Guía para una entrevista de trabajo con éxito

Las otras habilidades esenciales para conseguir trabajo

Se les llama blandas y no se aprenden en la 'uni', pero «marcan la diferencia con la IA»

Julia Fernández

Sábado, 15 de junio 2024, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Encontrar trabajo no es tarea fácil. Aunque en España vivimos una etapa dulce –la tasa de desempleo de 2023 fue del 11,9%, más de un punto por debajo que la del año anterior, y en el mes de mayo se han registrado 59.000 menos parados–, el mercado laboral es un mundo agreste en el que pocos saben moverse bien. Pero es que, además, también es muy cambiante y lo que valía o se valoraba hace cinco años ahora quizá ya no dé tantos puntos. Así que quienes quieren encontrar su primer empleo, cambiar el que tienen o reincorporarse a la rueda deben estar muy atentos a estos movimientos.

Ya no es suficiente con tener una buena formación, ahora hay una serie de habilidades que debemos manejar para estar siempre entre los primeros candidatos de cualquier oferta. Y da igual del campo en el que estemos hablando. Se trata de las habilidades transversales, que son aquellas «que se relacionan con la puesta en práctica de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos», define el Informe Adecco sobre el futuro del trabajo en España.

Dicho estudio, que pretende ser un anticipador de tendencias, se realizó a través de entrevistas a profesionales del sector de los recursos humanos de diferentes empresas. Y más del 70% considera que estas competencias son un criterio cada vez más relevante en las entrevistas de trabajo. Ninguno desestimó su importancia. «Ahora mismo, no vale solo conocimientos, para un buen desempeño profesional hay que tener también estas competencias», indica Pilar Llácer, filósofa, escritora y especialista en recursos humanos.

La cifra

14 %

de los puestos de trabajo actuales se pueden automatizar gracias a los avances en Inteligencia Artificial (IA), según la Comisión Europea. Por ello, las habilidades blandas o transversales están adquiriendo mucha importancia. «Cualquier algoritmo tiene más capacidad analítica que nosotros», alerta Pilar Llácer, especialista en recursos humanos, filósofa y escritora.

Así que si quienes se dedican a reclutar empleados lo ven tan claro, los que buscan trabajo deben asimilarlo. Si no le suena de nada lo que estamos hablando, no se preocupe. Aquí vamos a hacer una miniguía de estas habilidades que hay que conocer y manejar. «Las competencias transversales se trabajan con el ejemplo», sostiene Llácer. De ahí también «que sea crítico tener en las organizaciones jefes con un estilo de liderazgo y una cultura empresarial acorde con esto», añade la experta.

Y cada vez más en el mundo educativo, aunque como reconocen Sonia Martín y Ángel Bartolomé, profesores de la Universidad San Pablo CEU, este sistema también tiene un reto con ellas. «Se pueden desarrollar, pero son competencias humanas», apuntan. Y ojo, porque tiene un gran «valor diferencial» con el resto de candidatos y con la propia tecnología. «Por eso nosotros las llamamos 'power skills'».

– ¿Hay alguna fundamental en cualquier caso?

– Dos: la ética y la mentalidad de crecimiento.

  1. 1

    Nada de ser el 'rarito'

A la empresa no solo le interesa cómo trabajas tú, sino «como trabajas con los demás», apunta Juan Martínez de Salinas, consultor, técnico de recursos humanos y conferenciante. Lo llaman habilidades de colaboración. Toda la vida se ha puesto en las ofertas de trabajo la necesidad de trabajar en equipo, pero ahora su importancia es mayor y no saber hacerlo te puede descartar en una oferta. Como dice Daniel Ruiz, responsable de Recursos Humanos de BQ en el informe Adecco, «cada vez trabajamos menos cara a cara y eso afecta a nuestra capacidad de hacerlo con otras personas, de entender sus necesidades».

Si te gusta ir a la suya, sin dar explicaciones, vete pensando que no estás a la moda. Y además, como el teletrabajo se ha quedado entre nosotros –un 29% de la población cuyo puesto es compatible lo sigue haciendo–, también se valora saber trabajar en equipo a distancia:hay que conocer las herramientas y tener capacidad de gestión.

  1. 2

    Eres un junco y una mariposa

Si eres de esas personas que llevas mal los cambios, vas a tener problemas. Los reclutadores y las empresas quieren gente que tenga flexibilidad, polivalencia y capacidad de adaptación ante las diferentes situaciones que se pueden dar porque en el mundo moderno «los cambios son la constante». ¿Se acuerdan de la fábula de Esopo del roble y el junco frente a la tormenta? Pues ahora lo que se lleva es ser lo segundo, doblarse y dejar que pase el huracán. Aunque sin esconderse.

Otra palabrita de moda es resiliencia, que suena a libro de autoayuda, pero ahora adquiere valor en la entrevista de trabajo.«La capacidad de asumir el fracaso y reponerse rápidamente del mismo es cada vez más importante», señala el estudio de Adecco. Si tu curro no gusta y se queda en el cajón, en vez de una pataleta, tienes que poner en práctica el 'a otra cosa, mariposa'. Por supuesto, apúntate a todo cursillo nuevo que te ofrezcan y no te cortes en proponer: la capacidad de renovarse y el intraemprendimiento están muy bien vistos.

Adobe Stock
  1. 3

    Di adiós al 'gallinero'

Lo que no mola a los de recursos humanos son los que se sientan en la última fila. Si eras de los que en el 'insti' y en la 'uni' montaba bulla y entretenía a todo el mundo, lo tienes mal. Ahora piden capacidad de abstracción y poder de concentración. Lo que quieren es que como hay múltiples tareas que hacer, sepas organizarte y atacarlas una a una, pero empezando por las importantes para que todo salga adelante.

Ah, y no vale lo de hacer para cumplir, que se busca «calidad y detalle». Al final, este tipo de cosas son importantes en un mundo donde la IA amenaza los puestos de trabajo:la Comisión Europea publicó el año pasado una investigación que revelaba que un 14% de los empleos son «altamente automatizables».

  1. 4

    Saber hablar... de verdad

Hablar como la 'princesa del pueblo' o como el futbolista de turno, abusando de frases hechas y muletillas no te va a hacer merecedor de un empleo. Apliques para lo que apliques, ahora quieren que sepas expresarte y domines la comunicación. Tampoco se trata de que te conviertas en el presentador del telediario, pero sí de que sepas hablar con propiedad, escribir correctamente y no te dé miedo exponer tus ideas al público. Si quieres ser un líder, así debe ser. Además, también es importante para transmitir la información al resto de los compañeros.

Parece una tontería, pero mucha gente tiene problemas para hacerse entender. «Lo primero es ser consciente de ello. Lo segundo, trabajarlo. Igual tienes que hacerte un guion o pedir ayuda a profesionales para que te enseñen», aconseja Martínez de Salinas. Dentro de este capítulo también está, lógicamente, el de saber algún idioma extranjero –saberlo de verdad, no para el currículum– y tener mente abierta para adaptarte a las diferentes culturas de los clientes o de los compañeros. En un mundo globalizado se pide conciencia global y total. Si te da la risa con algún asunto de estos, más vale que sepas disimular.

5 situaciones curiosas en una entrevista

  • «Dime tres cualidades que te caracterizan» O cuáles son tus películas preferidas. O con qué jugabas de niño. Son preguntas que permiten ir más allá del currículum y descubrir determinadas cualidades valiosas. También permiten analizar cómo se reacciona ante lo imprevisto.

  • «Cuéntame un chiste» Da igual si es bueno o malo. Se hace sobre todo para gente que opta a un puesto comercial en el que es necesario tener dotes y habilidades de buen conversador. Hay que tener cuidado con el que se elige contar, claro.

  • Bronca entre los entrevistadores Lo que están examinando es tu capacidad para gestionar emocionalmente el conflicto.

  • «Tire ese papel, por favor» Hay quien lo lanza como si jugaran en la NBA y otros casi meten la mano para dejar el papel. Con eso ven si eres una persona arriesgada o más bien conservadora.

  • «¿Cómo te imaginas en diez años?» Es un clásico y busca confirmar la perdurabiliad del candidato. Si en tu currículum ves que has tenido varios trabajos quieren saber la razón y puede que con tu respuesta des pistas.

Por qué interesa si haces voluntariado

Adobe Stock

Si en una entrevista de trabajo te preguntan por tus hobbies no te están vacilando. Ni intentan ligar contigo. A las empresas cada vez les interesan más lo que se llama actividades extracurriculares e, incluso, si haces voluntariado de algún tipo.

Seis de cada diez expertos en talento y recursos humanos entrevistados por Adecco para su investigación sobre el futuro laboral apuestan por ellas como algo para marcar la diferencia con el resto de candidatos. «Te da una idea del perfil de la persona y de sus aptitudes. También de qué le interesa más allá del trabajo, porque todavía hay mucho adicto a él», explica el técnico en recursos humanos Juan Martínez de Salinas.

Habrá quien lo considere casi una intromisión en su vida privada, pero, al final, hay que destacar con algo y muchas veces no son nuestros conocimientos teóricos o técnicos los que nos distancian de nuestros rivales, sino ese otro tipo de habilidades más personales, confirman los profesores Sonia Martín y Ángel Bartolomé desde la Universidad San Pablo CEU. Además, este criterio es «relevante» en aquellos que no tienen experiencia y buscan su primer trabajo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios