«Voy a matar a todos los griegos», la amenaza del ladrón que odiaba lo heleno

06/11/2019

El hombre detenido en Tenerife por amenazar a diplomáticos griegos es un ladrón con más de cien antecedentes que sentía aversión por lo heleno desde que estuvo en prisión allí, y lo canalizó con mensajes como: «Voy a matar a todos lo griegos» o «Voy a luchar (...) rociando ácido en sus ojos si entran en España».

La Policía Nacional ha informado este miércoles de la detención en Adeje (Tenerife) de un hombre acusado de amenazar a representantes diplomáticos griegos en España a los que llamaba por teléfono a la Embajada, mostrando un odio extremo a los ciudadanos helenos y todo lo relacionado con Grecia.

Durante meses y de forma anónima realizó multitud de llamadas a las autoridades helenas, incluso más de cuarenta en un solo día, y la Embajada lo denunció ante la Policía, que le arrestó el pasado día 22, tras meses de investigación, en el lugar en el que solía vivir entre robo y robo.

Y es que, según han explicado a Efe fuentes de la investigación, se trata de Joaquín Miguel C.L., almeriense de 59 años que cuenta con más de cien detenciones previas y cincuenta órdenes de busca y captura. Utilizaba cuatro identidades diferentes para no ser descubierto.

Entre los antecedentes cuenta con robos con fuerza, estafas, daños, apropiación indebida, falsedad documental o maltrato en el ámbito familiar, por lo que la Policía le considera un delincuente peligroso.

Vivía normalmente en Canarias, últimamente en Adeje, y en ocasiones aprovechaba algunos meses del año para robar en otros lugares, como Grecia, han precisado las fuentes.

En uno de estos viajes al país heleno fue detenido y pasó tres años en la cárcel, y desde ese momento empezó su odio hacia lo heleno y sus amenazas a los diplomáticos de ese país.

"Voy a luchar el resto de mi vida cazando griegos, rociando ácido en sus ojos si entran en España" o "Voy a matar a todos los griegos" fueron algunas de las frases que espetó en sus llamadas, que los representantes griegos tomaron en serio.

La Policía rastreó esas comunicaciones, le ubicó en Canarias y finalmente le localizó en el sur de Tenerife.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid es el encargado de la investigación y está a la espera de que el juzgado de guardia canario que decidió sobre su situación procesal le remita la documentación, han detallado a Efe fuentes jurídicas.

La Embajada de Grecia en España ha mostrado su gratitud a la Policía tras meses de amenazas continuadas.