Roban dinero y talones a su empresa en Ingenio

04/07/2019

Dos trabajadores robaron dinero en efectivo y un talón bancario en la empresa donde trabajaban, cediéndoles luego el cheque a otras dos personas para que lo cobraran sin levantar sospechas y repartirse las ganancias.

La Guardia Civil del Puesto Principal de Agüimes, en Gran Canaria, ha detenido e investigado entre los pasados días 20 y 27 de junio a cuatro personas por varios delitos contra el patrimonio relacionados; en el caso del robo con fuerza los agentes investigaron a dos varones con iniciales OYVZ -de 40 años de edad y con antecedentes policiales- , y

EESM -de 33 años de edad-, procediendo por un delito de receptación además contra un hombre y una mujer, de iniciales FJPL –antecedentes policiales- y GLF –también antecedentes policiales-.

Comienzo de las investigaciones

La actuación del Área de Investigación del citado Puesto Principal comenzó el pasado mes de abril, cuando se cometió un robo con fuerza en una empresa del polígono industrial de Las Majoreras, en el municipio de Ingenio.

En el marco de las pesquisas policiales los agentes lograron gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad –si bien la empresa no disponía de alarma- los rasgos físicos y las primeros indicios sobre la persona que

ejecuta el robo, que accedió a las instalaciones forzando una puerta con un destornillador, usando además guantes y capucha para taparse el rostro.

Los agentes comprobaron como el citado conocía perfectamente dónde se encontraban las cajas de caudales donde la empresa guardaba el dinero, forzando las cajas de caudales y sustrayendo 3.000 euros en efectivo y un talón bancario por importe de 6.000 euros.

Delito de receptación

Continuando con la investigación la Guardia Civil supo que el talón bancario robado fue cobrado el pasado día 18 de junio, en una determinada oficina de la localidad de Playa del Inglés; las dos personas que participan en esa operación son identificadas posteriormente e investigadas como presuntas autoras de un delito de receptación, reconociendo su participación en dicho cobro.

Las declaraciones tomadas permiten averiguar la identidad de la persona que proporcionó el talón bancario a los dos anteriores, a cambio de una importante comisión, ya que en este caso se le propuso repartirse el valor

obtenido del talón. El presunto autor de la sustracción propuso a un conocido cobrar el talón bancario a cambio de una cantidad de dinero, para garantizar su impunidad en caso de que la operación no diera su fruto.

Detenidos por el robo con fuerza

De esta manera los agentes consiguieron indicios suficientemente razonables para identificar a la persona que robó el dinero y el talón, y relacionarlo con el delito; además esa persona resultó ser un extrabajador de la empresa donde se producen los hechos, ya que se comprobó que dos días antes del robo fue despedido.

Tras adoptarse otras medidas policiales los agentes lograron información suficiente para implicar en el robo a una segunda persona – trabajador de la empresa afectada - que, sin causa justificada, se encontraba en el lugar de los hechos en el tramo horario en el que ocurren los mismos, resultando ser además amigo del primero, y que no acudió a su puesto de trabajo al día siguiente alegando motivos de salud, por lo que también fue investigado.