Roba un coche en Agüimes y se lanza con él al mar en Arinaga

23/11/2018

La Guardia Civil detiene a un varón tras huir con un vehículo robado que consiguió tras tirarle piedras a su conductora. Se despeñó en una zona de acantilados e intentó huir nadando

Agentes del Puesto Principal de Agüimes detuvieron en la tarde de ayer a un varón que se lanzó al mar con un turismo previamente robado en las inmediaciones de la zona del Castillo de Agüimes y que se precipitó con él, por causas que se desconocen, en una zona rocosa entre el Faro de Arinaga y la playa del Cabrón, del citado municipio grancanario. El varón estaba indocumentado en el momento de los hechos, según confirmaron fuentes cercanas a los hechos.

El suceso arrancó sobre las cinco de la tarde de ayer cuando el varón estaba junto al Castillo de Agüimes lanzando piedras a los coches que circulaban por ese momento por la carretera, según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas. En un momento dado, una de las piedras alcanzó a un turismo, conducido por una mujer, que se vio obligada a frenar su marcha tras el impacto del objeto contundente. Al frenar, el varón no dudó ni un segundo en acercarse al coche, procedió a abrir la puerta del asiento del conductor y sacó por la fuerza a la conductora.

La mujer, según apuntaron fuentes del instituto armado, sufrió heridas de carácter leve como consecuencia del forcejeo con el hombre.

Una vez dentro del turismo robado, arrancó el mismo y aceleró huyendo del lugar a toda prisa. Sobre las 17.30 horas de ayer el hombre ponía rumbo a la zona costera de Arinaga, concretamente a la zona de acantilado entre el Faro de Arinaga y la Playa del Cabrón, donde se lanzó con el coche previamente robado hacia el mar por circunstancias desconocidas y que se están investigando.

El coche quedó en una zona de rocas y no llegó a caer dentro del mar. El turismo quedó boca abajo a escasos metros del agua. El presunto ladrón salió por sus propios medios del interior del vehículo y continuó su huida lanzándose al mar al ver llegar a la zona de acantilados a los agentes del instituto armado.

Pese a ser requerido en varias ocasiones por los agentes de la Guardia Civil para que desistiese de su actitud y volviese a tierra, finalmente tuvieron que lanzarse al mar bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, con base en el cercano parque de Arinaga, para rescatar al varón y llevarlo hasta las rocas. Al ser atendido luego por una ambulancia desplazada al lugar de los hechos, el personal sanitario del mismo decidió su traslado al Área de Psiquiatría del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, donde llegó poco después para someterse a una evaluación. Hasta el lugar fue acompañado por agentes de la Guardia Civil de Agüimes que se encargan de investigar qué le llevó a robar el coche, lanzarse al mar y salir huyendo.