Borrar
Directo Los actos del X aniversario de la coronación del Rey Felipe VI
Alejandro Congosto, policía local de Argamasilla de Calatrava
El policía local muerto en el tiroteo de Ciudad Real será condecorado

El policía local muerto en el tiroteo de Ciudad Real será condecorado

El autor de los disparos, que sufría un problema mental a raíz de un accidente, se había separado de su pareja y convivía con su padre

J.M.L.

Ciudad Real

Jueves, 27 de octubre 2022, 12:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) se repone poco a poco de la tragedia vivida el miércoles por un tiroteo que se saldó con tres personas muertas. Una de ellas fue, precisamente, el francotirador que durante horas mantuvo en vilo al pueblo: Alfonso, de 52 años, que fue abatido por la Guardia Civil después de que un negociador de este cuerpo no pudiera convencerlo para entregarse. Alfonso sufrió un accidente hace años que le provocó una minusvalía psíquica. Además, recientemente se había separado de su pareja y había comenzado a convivir con su padre, de 81 años.

Una discusión entre ambos por el cultivo de unas tierras fue lo que desencadenó la tragedia. Alfonso agredió a su progenitor, escena que presenció un agricultor del pueblo, José Luis Fernández San Antonio, de 61 años, que pasaba cerca con su tractor e intentó mediar. Fue la primera víctima mortal de los disparos que efectuó Alfonso, que era un experto cazador, con una escopeta de caza mayor propiedad de su padre antes de atrincherarse en su chalé. Con esta arma, dotada con mira telescópica, el francotirador comenzó a disparar a personas y vehículos que se situaban en su punto de mira. Alfonso no tenía licencia de armas y tampoco antecedentes policiales.

Avisado por estos hechos acudió Alejandro Congosto, policía local de Argamasilla de Calatrava. Nacido hace 41 años en Talavera de la Reina (Toledo) y padre de una niña pequeña, llevaba más de una década en la Policía Local de este pueblo. Fue la segunda víctima del tiroteo y ahora recibirá a título póstumo la Medalla al Mérito Policial, en la categoría de oro, que le concederá la Junta de Castilla-La Mancha, distinción que reconoce «actuaciones meritorias de carácter singular de los miembros de los Cuerpos de Policía Local de Castilla-La Mancha», según la Junta.

Más medios para las fuerzas de seguridad

La masacre de Argamasilla de Calatrava también ha servido para que los representantes sindicales de la Policía Local y de la Guardia Civil hayan puesto el grito en el cielo denunciando falta de medios. Así, el Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha ha pedido que se aumenten las plantillas ya que en muchos municipios hay sólo uno o dos agentes policiales. También reclama que se les dote de armas largas y se les forme en su utilización en provincias como Ciudad Real, donde hay un gran número de cazadores, y que todos los agentes vayan provistos de chalecos antibalas.

Por su parte, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y la Asociación Profesional Justicia Guardia Civil (JUCIL) han criticado el hecho de que el grupo especial de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Ciudad Real que intervino en el tiroteo tuviera que pedir prestado un furgón blindado de seguridad privada con el fin de parapetarse y protegerse de los disparos.

Precisamente, un agente de la USESIC resultó herido de bala en el tiroteo y se recupera en el Hospital Santa Bárbara, de Puertollano (Ciudad Real) junto a los otros dos heridos: un policía local de Argamasilla de Calatrava y compañero del agente fallecido y el padre del francotirador. El octogenario ya ha recibido el alta hospitalaria y, según fuentes de este hospital, no se teme las vidas de los otros dos heridos.

Los vecinos de Argamasilla se concentran en recuerdo de las víctimas

Unos 500 vecinos de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) se concentraron este jueves ante el ayuntamiento de esta localidad de 6.000 habitantes en recuerdo de las tres víctimas mortales de este tiroteo.

Este pueblo vivió este jueves el primero de los tres días de luto oficial decretados por su ayuntamiento a raíz de lo ocurrido que «nos ha causado un profundo dolor», indicó el alcalde, Jesús Manuel Ruiz Valle, durante esta concentración y los posteriores cinco minutos de silencio que se guardaron.

«Ha sido una tragedia porque todas las personas que han fallecido eran paisanos que, de alguna manera, conocemos en nuestro municipio», añadió el alcalde, que subrayó el carácter «aislado» de este suceso y lamentó las muertes de «un agente de nuestra Policía Local que deja aquí esposa y una niña pequeña, y que era muy apreciado y querido y de un agricultor que intentó apaciguar ánimos al inicio del incidente».

José Manuel Ruiz también quiso agradecer «la intervención profesional de otros miembros de nuestra Policía Local y de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, además de los servicios sanitarios y de Protección Civil que se desplazaron hasta la zona».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios