Once extranjeros entre los fallecidos en el accidente aéreo en La Habana

Una pasajera de nacionalidad mexicana y dos hombres saharauis figuran entre las víctimas del accidente aéreo en La Habana, en el que murieron 108 de los 111 ocupantes de un Boeing 737 de Global Air operado por Cubana de Aviación, informó a Efe una fuente diplomática. Los seis miembros de la trripulación, todos mexicanos, y dos argentinos, completan el cupo de extranjeros muertos en el siniestro.

EFE / LA HABANA

Con ello sumarían siete las víctimas mexicanas en el accidente, ya que también eran de esa nacionalidad los seis tripulantes de la aeronave -tres hombres y tres mujeres-.

En el siniestro fallecieron asimismo dos hombres saharauis y una pareja de argentinos, mientras que el resto de las víctimas son cubanas, muchas de ellas de provincias del este de Cuba, sobre todo de Holguín -a unos 700 kilómetros de La Habana-, a donde se dirigía el aparato siniestrado.

Los familiares de las víctimas mexicanas ya han sido avisados y se encuentran en camino hacia la capital cubana para colaborar en la identificación oficial de los cuerpos, explicó a Efe una fuente de la Embajada de México en La Habana.

Por el momento los únicos nombres difundidos son los de los miembros de la tripulación y los de dos víctimas argentinas, una pareja de turistas de 60 años.

Según la compañía Global Air, propietaria del aparato siniestrado, los tripulantes fallecidos son el comandante Jorge Núñez, el primer oficial Miguel Ángel Arreola, la sobrecargo mayor María Daniela Ríos, las sobrecargos Abigail Hernández y Guadalupe Beatriz Limón, y el técnico en mantenimiento Marco Antonio López.

Quedaría por confirmar la identidad de la pasajera mexicana que también perdió la vida en el accidente.

Las labores de identificación ya han comenzado en el Instituto de Medicina Legal de La Habana, adonde están llegando los familiares de las 108 víctimas del vuelo DMJ-972, que cubría la ruta La Habana-Holguín y se estrelló minutos después de despegar del aeropuerto José Martí de la capital por motivos aún no aclarados.

Las autoridades cubanas han organizado un dispositivo de apoyo a las familias con atención médica y psicológica brindada por especialistas en escenarios postraumáticos.