Hallan a dos hermanos muertos en una casa de La Isleta

09/07/2019

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Una de las víctimas estaba impedida y era cuidado por el otro. Los primeros indicios descartan una muerte violenta.

Agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria y del Cuerpo Nacional de Policía localizaron los cuerpos sin vida de dos hermanos, de unos 70 años de edad, en la vivienda donde residían en la calle Angostura, en el barrio de La Isleta de la capital grancanaria. Los cuerpos fueron localizados en la tarde del pasado viernes 21 de junio, según confirmaron ayer fuentes cercanas a las pesquisas.

La voz de alarma la dio una vecina de una vivienda de dos plantas cercana a la casa que compartían los hermanos tras percibir un intenso olor emanando del interior del número 43 de la calle Angostura donde residían las víctimas. Las sospechas se acrecentaron al no haber visto a uno de los hermanos desde hacía días, incluso hasta dos semanas, según apuntaron ayer vecinos de la citada calle. A esto se sumo el hecho de que una de las luces del interior permaneció encendida durante varios días seguidos.

«Hacía tiempo que no veía al hermano más joven. Siempre estaba atento al mayor. Eran vecinos de toda la vida», comentó uno de los residentes del barrio mientras terminaba de colocar un pequeño altar delante de su puerta con motivo de las fiestas del Carmen.

Al parecer, una de las víctimas, la de mayor edad y que respondería al nombre de Nacho, fue localizado sin vida en la cama donde permanecía gran parte del día al estar impedido. Su hermano, unos años más joven que él y que ejercía como cuidador, fue hallado muerto en otra estancia de la vivienda, según apuntaron ayer fuentes cercanas al caso.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer el suceso y determinar las causas exactas del fallecimiento de ambos hermanos. Será fundamental el examen forense de los cuerpos para determinar las causas del fallecimiento, el orden cronológico de los mismos y el día aproximado en que ocurrieron los hechos.

Al parecer, todo apunta a que el más joven de los dos hermanos, y que se encargaba del cuidado del mayor al estar impedido y encamado, habría fallecido primero por causas naturales. Su hermano, de unos 70 años, habría fallecido después al no recibir cuidados ni poderse valer por si mismo dada su incapacidad.

De momento, las primeras pesquisas descartan que fuesen víctimas de una muerte violenta al carecer los cuerpos de signos externos de violencia, según apuntaron ayer fuentes conocedoras de los hechos relatados. El acceso a la vivienda, visiblemente deteriorada, tampoco tenía signos de haber sido forzada ni el interior estaba revuelto.