Uno de los detenidos por la riña tumultuaria, a la salida de los juzgados de Gijón, en 2014. / E.C.

La juez no encuentra al autor del homicidio de Jimmy

Vuelve a archivar la causa por la muerte del seguidor del Deportivo al no hallar indicios delictivos tras examinar una pericial de la Liga e interrogar a una testigo protegido

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El Juzgado de Instrucción de Madrid que investiga el 'caso Jimmy', la muerte de un seguidor del Deportivo en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón en noviembre de 2014 tras un enfrentamiento con hinchas del Atlético, ha vuelto a archivar la causa al no hallar indicios de delito para procesar por presunto homicidio consumado a persona alguna ni tampoco de lesiones. Hasta cuatro acusados estuvieron cinco meses en prisión provisional señalados por el fallecimiento de Francisco Javier Romero Taboada, pero quedaron en libertad.

La magistrada ha explicado en un auto conocido este lunes que, tras agotar las diligencias de investigación practicadas por orden de la Audiencia Provincial de Madrid en abril de 2020, no se puede identificar al autor o autores de la mortal paliza. En concreto, ha examinado el informe pericial presentado por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), personada como acusación popular en el procedimiento, y la declaración de una mujer, testigo protegido.

Según el auto, a través de los vídeos de la pelea incluidos en el sumario «no se pueden reconocer a las personas que aparecen en la grabación debido a la baja resolución de la misma». Una conclusión que difiere sustancialmente del resultado de las pesquisas de la Brigada Provincial de Información de Madrid de la Policía Nacional, que en un informe identificó «sin ningún género de dudas» a los autores con base en esas grabaciones. Sobre todo, una realizada por un taxista que pasaba por la zona aquella mañana de noviembre de hace casi siete años.

La titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Madrid da más valor al examen del vídeo realizado por la sección Tecnológica de la Policía Científica, ya que no se centra únicamente en la ropa de los investigados para llegar a una conclusión incriminatoria. «Nos encontramos ante meras sospechas, hipótesis o elucubraciones absolutamente insuficientes, que sin la concurrencia de otros indicios, datos, hechos o elementos que permitan dar un apoyo mínimamente objetivo a tales conjeturas, resultan absolutamente insuficientes», recoge la resolución.

Sobre la declaración de la testigo protegido, añade la juez, «no resulta fiable ni creíble», ya que pese a presentarse como un testimonio de referencia «no presenció los hechos». A lo sumo, escuchó a su entonces pareja, Diego P., decir que él había tirado al río a Jimmy al ver un vídeo de la pelea en su casa. La instructora comenta que estas menciones son insuficientes, ya que, además, el seguidor del Deportivo no murió por ahogamiento sino como consecuencia de las heridas previas a ser lanzado al río, en concreto, por una hemorragia severa por la rotura del bazo.