Imagen de la intervención en el puerto de La Luz. / c7

Intervienen 100 kilos de cocaína en un contenedor con sacos de azúcar en el puerto

La droga, se encontraba a granel dentro de los sacos, sin compactar, lo que dificultó su hallazgo al estar oculta en un contenedor con más de 500 sacos de azúcar

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Guardia Civil del Destacamento Fiscal del Puerto de La Luz en coordinación con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Las Palmas, han intervenido, el pasado 21 de febrero dos sacos con un peso total aproximado de 100 kilos de cocaína que se encontraba oculta entre sacos de azúcar en un contenedor procedente de Brasil.

Se trata de la segunda intervención de las mismas características que se realiza en este puerto en los últimos días tras la aprehensión de 268 kilos de cocaína, también procedente de Brasil, efectuada el pasado 17 de febrero.

Estas incautaciones son fruto del seguimiento y la vigilancia conjunta que realizan tanto la Guardia Civil como la Agencia Tributaria en las instalaciones portuarias. En los últimos meses, se han realizado exhaustivos análisis documentales de los buques procedentes de Brasil, así como inspecciones de contenedores sospechosos de alojar cocaína oculta entre los sacos de azúcar que transportaban.

Por ello, se realizó un reconocimiento en el Centro de Inspección Fronterizo del Puerto de La Luz donde, tras extraer numerosos sacos del contenedor, se observaron dos de ellos que, si bien parecían idénticos al resto a simple vista, tenían una consistencia al tacto diferente. El hecho de que los sacos estuvieran ligeramente más cargados que el resto y que la sustancia que contenían era más compacta y su grano considerablemente más fino que el resto, hizo sospechar a los investigadores.

Una vez separados, se procedió a la apertura de ambos bultos y a la extracción de una pequeña muestra de cada uno. Tras el correspondiente test de narcóticos, ambas muestras dieron positivo en cocaína.

Método de ocultación novedoso

Si bien el transporte de cocaína entre sacos de azúcar es un 'modus operandi' habitual por parte de las bandas organizadas dedicadas al tráfico de droga, la forma en que se ocultaba el estupefaciente resulta novedosa.

En lugar de los habituales bloques rectangulares y compactos, la droga se encontraba a granel dentro de los sacos, sin compactar, método que dificultó el hallazgo al no encontrarse diferencias a simple vista con el resto de bultos.

La droga ha quedado a disposición de la autoridad judicial correspondiente. El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, conjuntamente con la Guardia Civil, continúan la investigación con la finalidad de localizar a posibles implicados y lograr así el esclarecimiento de los hechos.