c7

La Guardia Civil investiga a dos personas por un delito de abandono animal

Tenía numerosos tumores en la boca, las mamas y el ano. Lamentablemente, el animal falleció días después

CANARIAS7

El SEPRONA de la Comandancia de Las Palmas, ha investigado a dos personas, entre los pasados días 18 de febrero y 10 de marzo, siendo uno de ellos el titular y otro el poseedor del animal, por la presunta autoría de un delito de abandono animal u otro de maltrato animal, al hallarse un animal abandonado en un barranco aislado atado con una correa a unas piedras, encontrándose en un estado corporal muy deteriorado imposibilitándose así su libertad de movimientos.

Actuaciones policiales y comprobaciones de los hechos

La investigación se inició el pasado 18 de febrero, a raíz de las publicación de unos videos en redes sociales en la que un grupo de motoristas mostraban las imágenes del estado de la perra que había sido localizada en un barranco la zona de San Lorenzo, atada y abandonada en unas condiciones calamitosas y que fue trasladada al Hospital Clínico Veterinario de Las Palmas de Gran Canaria.

Inmediatamente el SEPRONA de la Comandancia de Las Palmas se personó en el centro veterinario al objeto de conocer los hechos e inspeccionar el animal, observando cómo se trataba de una perra de raza Bóxer en un estado físico muy débil y preocupante, la cual no ni siquiera capaz de levantarse y presentaba tumores en la boca, mamas y ano, unidos a numerosas parásitos en diferentes partes de su cuerpo.

Actuaciones policiales, inspección ocular y localización de los responsables.

El SEPRONA inmediatamente realizó las pesquisas policiales basadas en la inspección técnico ocular en el lugar aislado donde el animal fue hallado comprobando la existencia de varias piedras de diverso tamaño que retenía la correa e imposibilitando la libertad de movimientos, sin ningún tipo de indicio de la existencia de alimentos y bebidas, realizando las actuaciones oportunas para conocer la identidad de las personas responsables.

Se da la circunstancia de que desde el barranco en el que fue hallada abandonada la perra y el lugar en el que las personas responsables aseguraban tenerla y desde donde supuestamente se escapó, los agentes del SEPRONA comprobaron la poca verosimilitud de lo manifestado por los mismos, ya que contaban con un vallado de una altura considerable, con cerrojos incluidos, siendo muy remotas las posibilidades de que un perro de esa raza y sobre todo en ese estado corporal tan deteriorado y sumamente débil fuera capaz de escaparse del mismo.

Además los informes veterinarios determinaron que el animal aparte de su deterioro físico más que evidente, presentaba junto a varios tumores en la boca, mamas y ano, una gran infestación por larvas de mosca y gran cantidad de parásitos internos, que se significó en la muerte del animal en los días posteriores.

Cuando el SEPRONA identificó a las dos personas responsables del animal, estas no pudieron documentar ni acreditar ningún tratamiento veterinario preceptivo ni los cuidados más básicos para garantizar su vida y su salud, concluyéndose de que había sido sometida a un sufrimiento injustificado.

Por estos hechos se procedió a la investigación de dos personas, al propietario y al poseedor de la perra como presuntos autores de un delito de abandono animal y de un delito maltrato animal, siendo las Diligencias puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria así como de la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente de Las Palmas.