El Seprona recupera una especie de tortuga protegida en Pájara

25/03/2020

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recuperó un ejemplar de tortuga mora, una especie protegida, localizada en una vivienda de Costa Calma. Una mujer, de origen extranjero, fue investigada por su tenencia.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Fuerteventura investigó el pasado miércoles 18 de marzo a una mujer de iniciales S.K., de nacionalidad extranjera y sin antecedentes policiales, como presunta autora de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna, al tener en inmueble de su propiedad un ejemplar de la referida especie protegida, sin acreditar documentalmente la legal tenencia del espécimen ni poder acreditar su compra de forma legal.

Inspección

Los hechos se desencadenaron gracias a una llamada telefónica a los agentes de la Patrulla del Seprona en Fuerteventura, informando sobre la tenencia de un ejemplar de tortuga mora en una vivienda de la localidad turística de Costa Calma, en el municipio de Pájara. Se trata de una especie que se encuentra incluida en el Apéndice II del Convenio de Washington, de 3 de marzo de 1973-CITES, así como Apéndice I en el Reglamento de la Unión Europea 2017/160, de la Comisión de 20 de enero de 2017, que modifica el Reglamento CE 338/97 de 06 de diciembre de 1.996.-

Los agentes acudieron al domicilio señalado por la llamada el mismo día, procediendo a realizar la oportuna inspección en presencia de la propietaria, S.K., corroborando la existencia de un ejemplar de tortuga mora Testudo Graeca, careciendo de la oportuna documentación CITES que acreditaba su legal procedencia.

Al no poder acreditar documentalmente la legal tenencia del espécimen, los agentes realizaron la oportuna aprehensión y la depositaron temporalmente en las dependencias del centro de recuperación animal autorizado en Fuerteventura, en este caso el parque Oasis Wild Life, a disposición de la Autoridad competente, la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de Las Palmas; paralelamente S.K. fue investigada por un presunto delito – Artículo 334 b del Código Penal- contra la flora y la fauna.

La investigada quedó a disposición del correspondiente Juzgado en funciones de guardia de Puerto del Rosario.