Detenido tras huir a toda velocidad al conducir sin carné y sin seguro

11/01/2019

Tras tres kilómetros de persecución por varias vías de la capital grancanaria, el conductor, de 38 años, perdió el control de su turismo en el acceso al Hospital Universitario Materno Infantil

ETIQUETAS:

Agentes de la Unidad de Tráfico de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria detuvieron a primera hora de la tarde de ayer a un varón, de 38 años y natural de Las Palmas de Gran Canaria, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial tras protagonizar una huida a toda velocidad durante tres kilómetros por varias calles y vías de la capital grancanaria.

Además de la persecución, el conductor carecía del obligatorio seguro, tenía caducada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y carecía de puntos en su carné de conducir, según confirmaron ayer fuentes policiales.

Los hechos se desencadenaron sobre las 13.30 horas de ayer, cuando una patrulla de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria localizó al conductor circulando con su BMW cerca del Cementerio de Las Palmas con la ITV caducada. Ante esta situación, los agentes procedieron a darle el alto para comunicar la infracción que estaba cometiendo. Lejos de parar su marcha, el varón aceleró y comenzó una huida a toda velocidad por la zona.

Los agentes dieron aviso a la sala del cuerpo policial sobre las 13.46 horas, solicitando el apoyo de más medios policiales. En total, según apuntaron ayer fuentes del cuerpo, actuaron siete agentes en la persecución y posterior detención.

Persecución. Desde el cementerio de Las Palmas, cerca de la Ciudad de la Justicia, el conductor puso rumbo primero hacia la carretera GC-31, que enlaza con los túneles de San José, a los que llegó a toda velocidad para posteriormente seguir su marcha en sentido bajada por la rotonda de Las Brujas, que une dicha carretera con el acceso a la circunvalación a la capital grancanaria, desde ahí tomó dirección hacia el casco histórico de Vegueta, circulando por Rafael Cabrera y accediendo de nuevo a la Avenida Marítima, en sentido Sur.

Su huida al volante terminó en el acceso al Complejo Hospitalario Materno Insular, cuando perdió el control de su turismo, invadiendo la acera y quedando dañado el vehículo.

Al no poder continuar huyendo al volante de su turismo, el varón emprendió una carrera para intentar dar esquinazo a los agentes policiales que le seguían en todo momento, dirigiéndose a la zona de Urgencias del Hospital Materno, donde fue finalmente detenido.

Durante la persecución, que se prolongó durante algo más de tres kilómetros, el arrestado puso en riesgo la seguridad de los otros conductores y usuarios de las vías y calles, de los peatones y de sí mismo al intentar evitar la acción policial, algo que finalmente no consiguió.