Desnutrido y lleno de parásitos: nuevo caso de maltrato animal

La Guardia Civil esclareció un delito por omisión de cuidados en Fuerteventura

CANARIAS7 Puerto del Rosario

La Patrulla del SEPRONA de Puerto del Rosario, investigó el pasado 2 de noviembre a una mujer por un delito de maltrato animal por la omisión de los cuidados debidos a un perro que tenía atado con una cadena de dos metros. El animal presentaba una gran herida abierta y sangrante, con presencia de moscas y gusanos en la localidad de Vega de Río Palmas, término municipal de Betancuria.

El SEPRONA tuvo conocimiento de los hechos a raíz de una denuncia ciudadana presentada el 25 de octubre en las dependencias de Puerto del Rosario, donde se manifestaba haber observado en el anexo de una vivienda a un perro negro con una gran herida, «en carne viva» y con gran cantidad de moscas.

Al acudir la Guardia Civil observan el estado precario y las lamentables condiciones físicas. El perro de raza Caniche y nombre Corbato se encontraba atado y en unas condiciones higiénico-sanitarias inadecuadas.

La propietaria se excusó por el estado del can en la falta de tiempo y recursos económicos para cuidarlo. Después de contactar con el veterinario de la Mancomunidad del Centro Sur de Fuerteventura, que estima unas lesiones graves, se incauta al animal para preservar su vida.

En días posteriores y tras la valoración y cuidados veterinarios en la perrera, retiran manualmente no menos de 2.000 larvas que iban saliendo progresivamente de la herida principal y de los orificios naturales del perro. Finalmente, falleció el pasado día 27 de octubre por el fuerte estado de desnutrición, las severas miasis e infecciones sistémicas.

Las diligencias instruidas son entregadas en el Juzgado de Guardia de Puerto del Rosario.