Imagen del avión custodiado en el aeropuerto de Palma de Mallorca. / EFE

Doce detenidos tras la huída de pasajeros de un avión en Mallorca

El aeropuerto de Palma tuvo que parar su actividad cuatro horas el viernes al deambular por las pistas los fugitivos, que venían de un vuelo Casablanca-Estambul, mientras eran buscados por la Guardia Civil

R. C.

La Policía detuvo entre el viernes por la noche y este sábado por la mañana a doce personas que huyeron de un vuelo de Marruecos que hizo una escala de emergencia en el aeropuerto de Palma de Mallorca. El avión, que viajaba desde Casablanca a Estambul, fue desviado el viernes de su ruta hacia la isla, donde efectuó un aterrizaje de emergencia para atender a un pasajero supuestamente enfermo.

En ese momento, cerca de veinte pasajeros aprovecharon para salir del aparato, de la compañía Air Arabia Maroc, corriendo por las pistas de aterrizaje. Esta situación obligó a suspender durante cuatro horas la operativa de salidas y llegadas de vuelos en el aeropuerto, uno de los más frecuentados del país, mientras las fuerzas de seguridad buscaban a las personas escapadas por la terminal.

Los investigadores intentan determinar ahora si era una estrategia planificada para facilitar una entrada ilegal de inmigrantes a España o si bien fue una fuga espontánea, que se decidió sobre la marcha. En este sentido, aunque «todos los escenarios están abiertos», no hay datos que lleven a pensar que se trate de una operación organizada, declaró este sábado la delegada del Gobierno en Palma de Mallorca, Aina Calvo.

Coma simulado

El pasajero supuestamente enfermo -simuló un coma diabético- fue trasladado a un hospital, donde no se le detectó problema alguno y donde terminó siendo detenido por la Policía «como presunto autor de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal».

Durante casi cinco horas, la Guardia Civil desplegó sus vehículos y buscó por las pistas del aeropuerto para descartar la presencia de pasajeros huidos del avión marroquí y garantizar así que no se ponía en riesgo la seguridad, mientras que la Policía también rastreó el perímetro de las instalaciones.

Como consecuencia del incidente, trece aviones con destino a Palma fueron desviados a otros aeropuertos cercanos y otros 16 vuelos vieron retrasada varias horas su salida, según confirmaron fuentes del gestor aeroportuario AENA.