Puerto del Carmen, Lanzarote. / c7

Canarias registra 24 fallecidos por ahogamiento de enero a mayo de 2022

Solo en el mes de mayo se contabilizaron 10 afectados, cuatro de ellos perecieron por sumersión

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Un total de 24 personas perdieron la vida por ahogamiento en Canarias durante los cinco primeros meses de 2022, ocho más que en el mismo periodo de 2021, cuando lo hicieron 16, y nueve más que en 2020, cuando perecieron 15. Durante el mes de mayo, además, se contabilizaron 10 afectados por algún tipo de percance en las costas e instalaciones acuáticas de las islas. De estos, cuatro fueron víctimas mortales por sumersión, un herido en estado crítico, otro grave y cuatro de carácter moderado.

Estos datos están elaborados por los promotores de la primera campaña audiovisual de la UE para la Prevención de Accidentes en el Medio Acuático Canarias, 1500 Km de Costa, iniciativa de interés público auspiciada por el Cabildo de Gran Canaria, colaboradora oficial de ADEAC-Bandera Azul España y con el apoyo del Gobierno de Canarias, la concejalía de Ciudad de Mar de Las Palmas de Gran Canaria y el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología.

67 afectados totales en enero-mayo

A las 24 muertes registradas, hay que sumarle tres heridos en estado crítico, cinco heridos con lesiones de carácter grave, 60 moderados, seis leves y nueve rescates de personas que resultaron indemnes: 68 afectados totales por accidentes acuáticos, de enero a mayo.

El 71% de los fallecidos identificados fueron extranjeros de hasta siete nacionalidades diferentes: Polonia (2), Alemania (1), Reino Unido (1), Holanda (1), Noruega (1), Irlanda (1), Portugal (1) y otros (2).

De las edades de los fallecidos, el 42% (10) era adulto, mientras que el 29% (7) tenía más de 60 años. El 29% restante (7) representa las víctimas de edad desconocida.

Por islas, Tenerife contabilizó siete fallecidos por sumersión; Gran Canaria cinco; Fuerteventura y Lanzarote cuatro; La Gomera tres; El Hierro uno; y La Palma y La Graciosa no registraron ningún óbito.

El horario de tarde concita el 75% de los ahogamientos mortales, mientras que la mañana (17%) y el de la noche (8%).

Por actividad, el 63% (15) de los fallecidos eran bañistas; pescadores, 12% (3); submarinistas, 4% (1); deportistas acuáticos, 4% (1) y en el apartado otros, 17% (4).

Por entornos, se observa un incremento de accidentes ocurridos en piscinas respecto al pasado mes. Dos de las cuatro personas que fallecieron en mayo, perdieron la vida ahogadas en una piscina. En las últimas semanas, un menor de 3 años tuvo que ser rescatado de la piscina de un hotel en Yaiza, al sur de Lanzarote, tras sufrir un ahogamiento incompleto de carácter moderado. Sin embargo, las playas continúan siendo el entorno en que más siniestralidad con resultado fatal se produjo, con el 43% de los casos, seguido de puertos y zonas de costa (39%); piscinas naturales (10%) y piscinas (8%).

El ahogamiento, sigue siendo la primera causa de muerte por accidente en el archipiélago, y las causas principales son la imprudencia y el desconocimiento. Por ello, los expertos insisten en que la principal herramienta para evitar que más personas sigan poniendo en riesgo su vida es la prevención, a través de la concienciación y la sensibilización. Recalcan que es imprescindible mantener una actitud responsable y actuar con sentido común, para disfrutar de cualquier espacio acuático con total seguridad. «Los ahogamientos se evitan desde tierra, vestidos y con información», resumen.