Homenaje en recuerdo a las víctimas del vuelo JK5022. / arcadios suárez

Accidente de Spanair

Las víctimas denuncian el bloqueo político a la investigación

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 considera que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, pudo cometer prevaricación. El siniestro dejó 154 fallecidos y 18 supervivientes hace hoy catorce años

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Los afectados por el accidente del vuelo JK5022 de Spanair, que se estrelló en el Aeropuerto de Barajas hace hoy 14 años, han recordado este sábado a las 154 víctimas y 18 supervivientes en un acto en el que han pedido que se depuren responsabilidades y han considerado que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha podido cometer prevaricación.

En un acto celebrado en el Parque Juan Carlos I, frente a la placa que recuerda a las víctimas de unos de los accidentes de aviación más graves de la historia de España, supervivientes y familiares de los fallecidos han detallado su «lucha desigual» contra las autoridades, los investigadores, la justicia y Mapfre, la compañía aseguradora.

En rueda de prensa, la presidenta de la Asociación de Afectados por el JK5022, Pilar Vera, ha destacado que, tras tres años de trabajo, por fin el año pasado, la comisión de investigación del Congreso de los Diputados aprobó su dictamen.

El dictamen, que señala a 18 cargos políticos vinculados al Ministerio de Fomento cuya responsabilidad debía ser investigada por la Fiscalía, fue aprobado por el pleno del Congreso por 219 votos.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, decidió no enviar el dictamen a la Fiscalía General, «no sé si por decisión personal para proteger a sus compañeros o por decisión de la Mesa del Congreso», ha denunciado este sábado Vera. «Si no pensaba presentar el dictamen, para qué tres años de pantomima?», se ha preguntado.

Tras detallar los incontables problemas y trabas encontrados en el camino, la presidenta de la asociación ha asegurado que, «pese al cansancio y el desgaste», resistirá «numantinamente en esta lucha por la verdad, la justicia y la reparación».

«En España no hay independencia ni judicial ni legislativa; al final es el Ejecutivo el que tiene la sartén por el mango; ellos no han dejado de intentar tapas esto, y nosotros de destaparlo», ha señalado Vera.atorce años después del accidente del vuelo JK5022 de Spanair, las víctimas continúan teniendo un «sentimiento es de tristeza profunda, de orfandad y con la sensación de que no ha habido justicia y se ha cerrado el debate respecto a lo ocurrido».

«Murieron por nada»

Vera, durante una entrevista en Canarias Radio recogida por Efe ayer viernes, insistió en que la sensación entre los afectados de que las víctimas «murieron por nada».

Catorce años después, la Asociación volvió a celebrar los dos actos de homenaje a las víctimas y sus familiares que tradicionalmente tienen lugar en Madrid y Las Palmas de Gran Canaria tras un último año en el que se han producido algunas novedades.

Por un lado, una sentencia del Supremo condenó a finales de 2021 a la aseguradora Mapfre a abonar 3,8 millones de euros a 40 familiares en un fallo que apunta que el accidente se produjo como consecuencia de la inadecuada configuración de la aeronave para realizar una maniobra, imputable al piloto y copiloto de la misma.

En esa sentencia se reconoce que la responsabilidad civil del transportista aéreo por los daños que pudieran sufrir los pasajeros de la aeronave siniestrada estaba asegurada por Mapfre, en una póliza que cubría tanto los daños de la aeronave como la responsabilidad frente a terceros.

Por otro, el dictamen de la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre el accidente fue enviado a Fiscalía, «pese a la negativa de la presidencia del Congreso», según señaló Vera.

Sobre ese frente, afirmó que están «a la espera de que les contesten para ver qué ocurre», si bien ha insistido en ese «sentimiento de tristeza y sensación horrible de injusticia por parte de la justicia española».

eEfe

De hecho, durante el primer simposio de Asistencia a las Víctimas de Accidentes de Aviación y sus Familiares que puso en marcha la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO) en Gran Canaria, Vera acusó al Congreso de «faltar a las más elementales normas de la democracia» al no enviar a la Fiscalía General del Estado el dictamen con las conclusiones.

Para la presidenta de la Asociación, las familias y las víctimas viven «en una foto fija y congelada» en la que pasan los años con la sensación de que «murieron por nada».

«Aunque el ministerio de Transporte ha modificado y creado normas que protegen a los siguientes que tengan la desgracia de sufrir algo así, sobre el hecho concreto del 20 de agosto de 2008 no se han corregido las causas», denunció.

También opinó que las víctimas «molestan a los poderes del estado» y que es consciente de que a lo largo de estos años ella misma no ha sido «una persona cómoda».

«Siempre digo que trabajo por la memoria de los muertos y por la seguridad de los vivos, que al final es lo que nos impulsa a encontrar un significado a tanta muerte y sufrimiento», asintió.

También apuntó que es importante llevar el homenaje al lugar concreto de la pista de Barajas donde se estrelló el avión porque, de esa forma, «la limpian» de toda la maleza que crece durante el año y que, en caso de accidente, como ocurrió en 2008, afirmó, ardería y formaría «una pila funeraria».