Borrar
Imagen de archivo de la operación de rescate de gatos callejeros en los tetrápodos de la avenida Marítima, en la capital grancanaria. C7
Los veterinarios aguardan a que se cubran las lagunas de la nueva ley de Bienestar Animal

Los veterinarios aguardan a que se cubran las lagunas de la nueva ley de Bienestar Animal

Se desconoce las características del seguro de responsabilidad civil que deberán contratar quienes tengan perro o cómo será el curso de tenencia de animales

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 15 de octubre 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 29 de septiembre entró en vigor Ley de Protección y Bienestar Animal, pero aún son muchos los aspectos pendientes de desarrollo que mantienen en vilo tanto a las personas que tienen mascotas como a los profesionales al cargo de su salud, los veterinarios.

«Las principales dudas que faltan por resolver respecto a la ley para los propietarios se refieren al seguro obligatorio para los perros y el curso de tenencia de animales», señala el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palma, Alejandro Suárez.

LOS RETOS

  • Veterinarios municipales Los ayuntamientos deberán tener un servicio de atención a los animales abierto 24 horas

  • Romerías Los animales participarán en estos actos en ciertas condiciones, con descansos y los cuidados precisos

  • Listado positivo Aún no se ha desarrollado el listado de animales que se podrán tener como mascotas

  • Sacrificio compasivo La ley prohíbe cualquier sacrificio, incluso el que se realiza para que el animal no sufre agonizando

En el caso de la obligación de contratar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, la norma señala que se aplicará desde su entrada en vigor, sin embargo, disponer de este seguro no será obligatorio hasta que se publique el reglamento de la norma, algo que no ocurrirá mientras el Gobierno esté en funciones. Lo mismo sucede con el curso de tenencia de animales, del que solo se sabe que será obligatorio y gratuito.

Más allá de estos aspectos, la ley siembra mucha incertidumbre sobre algunas cuestiones. Entre ellas, Suárez cita la obligación de los ayuntamientos de dotarse de un recurso de asistencia veterinaria abierto las 24 horas del día para la atención de los animales domésticos abandonados. «Eso obligará a los ayuntamientos a ponerse las pilas», asegura.

Además, las corporaciones municipales tendrán que apechugar con la gestión de las colonias felinas, ya que la ley deposita en ellas la obligación registrar a los gatos callejeros, además de a identificarlos con microchip y esterilizarlos.

«Estas tareas están bien definidas y para muchos municipios supondrán una inversión importante de tiempo, recursos y, sobre todo, dinero», explica el representante del colegio profesional que está orientando a los municipios para afrontar este reto. «Muchos municipios no tienen a un veterinario en su plantilla que les pueda ayudar en la aplicación de esta norma», reconoce el profesional sanitario.

Otra laguna de la ley se refiere a la participación de los animales en eventos sociales y festivos. «En el caso de las romerías, la ley no las prohíbe pero establece condiciones para garantizar el bienestar de los animales, como cada cuanto tiempo tienen que descansar, el acceso al agua o la prohibición de exponerlos a temperaturas elevadas», señala Suárez.

Los perros de caza, excluidos de la norma, también plantean dudas. «La ley establece que un perro no puede estar solo más de 24 horas, pero no sabemos si esto también es de aplicación a los perros de caza», dice el portavoz de los veterinarios de Las Palmas.

El colectivo profesional también tiene cierta incertidumbre sobre la posibilidad de aplicar el sacrificio compasivo, es decir, cuando el animal no tiene opciones terapéuticas accesibles a sus propietarios y padece una dolencia que le provoca un gran sufrimiento.

«Si un animal tiene una fractura de cadera y su dueño no quiere o no tiene dinero para pagar la intervención, no vas a tener al animal sufriendo hasta que el ayuntamiento autorice el sacrificio humanitario», señala Suárez sobre la inclusión en la ley de la total prohibición del sacrificio de los animales domésticos, una norma motivada por el sacrificio de animales sanos porque estaban viejos. «En España, la mayoría de los veterinarios se negaban a hacer. Es poco frecuente», asegura.

La ley está pendiente del desarrollo del listado de animales que podrán ser considerados mascotas. «Esto impedirá que puedas tener un tigre en tu casa, pero si ya lo tenías, tendrás que registrarlo y mantenerlo el resto de su vida», aclara Suárez.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios