Borrar
Dr. Diego Laverde Patiño, urólogo y experto en cirugía prostática con láser holmium de Hospital San José. C7
Hospital San José. Unidad de Próstata

Ventajas del láser holmium para la hiperplasia benigna de próstata

La Unidad de Próstata de Hospital San José cuenta con personal altamente capacitado para el tratamiento médico y quirúrgico de los síntomas relacionados con la hiperplasia benigna de próstata, y con tecnología de última generación, como el láser holmium, que facilita el tratamiento eficiente y seguro de esta patología

Domingo, 28 de abril 2024, 21:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El crecimiento de la glándula prostática o hiperplasia benigna de próstata, es una patología que afecta de manera importante a la calidad de vida del 60 por ciento de la población masculina a partir de los 60 años, y hasta al 90 por ciento de los mayores de 85.

Según señala el Dr. Laverde, urólogo y experto en cirugía prostática con láser holmium de Hospital San José, más de 400 pacientes han sido intervenidos con esta técnica poco invasiva en el centro hospitalario, «sin haber tenido ni una sola complicación, sin haber tenido que realizar ninguna transfusión, con un ingreso máximo de 24 horas tras la intervención, y con unos resultados excelentes», lo que demuestra las enormes ventajas de su empleo frente a la cirugía convencional.

«Nuestra experiencia en el uso de tecnología de láser holmium, nos convierte en líderes en la sanidad privada»

Síntomas y manifestaciones de la hiperplasia benigna de próstata

Entre el conjunto de síntomas que aparecen como consecuencia del conocido como síndrome prostático (agrandamiento del tamaño de la próstata), destacan los siguientes:

Polaquiuria: necesidad de orinar muchas veces durante el día o la noche.

Disuria: dolor o molestia al orinar, generalmente en forma de una sensación de ardor intenso.

Retención de orina: la vejiga no se vacía por completo.

Molestias en la región perineal: sensación de pesadez y dolor.

Además, estos síntomas pueden acompañarse de otras manifestaciones, entre ellas:

Hematuria: presencia de sangre en la orina.

Signos de infección urinaria: dolor o ardor al orinar, orinar con frecuencia, sentir la necesidad de orinar a pesar de que la vejiga esté vacía, etc.

Insuficiencia renal: alteración en las funciones del riñón.

Incontinencia urinaria: incapacidad de controlar la micción.

Litiasis vesical: piedras en la vejiga.

Estos síntomas son muy variables, tanto en lo relativo al tiempo de aparición como a su intensidad, siendo la polaquiuria o aumento de la frecuencia urinaria, inicialmente nocturna, la manifestación más frecuente, seguida de la disuria. Es por ello que el adecuado tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata se ha de establecer para cada caso en particular.

El Dr. Diego Laverde y el equipo de anestesia y enfermería quirúrgica de HSJ, durante una intervención de próstata con láser holmium.
El Dr. Diego Laverde y el equipo de anestesia y enfermería quirúrgica de HSJ, durante una intervención de próstata con láser holmium. c7

«El tratamiento con láser es eficiente y seguro, y la calidad de vida del paciente mejora sustancialmente»

HSJ ofrece un diagnóstico preciso y tratamiento personalizado

El principal objetivo terapéutico, como en todo tratamiento, es aquel que obtiene una relación favorable entre los beneficios y los efectos secundarios. Ante el síndrome prostático, la estrategia de tratamiento dependerá, pues, de la gravedad de la sintomatología y del grado de obstrucción prostática.

Sintomas leves. Los pacientes que manifiesten escasas molestias asociadas a la hiperplasia benigna de próstata, pueden no recibir un tratamiento inmediato y, en su lugar, mantener una observación o vigilancia activa, mediante pruebas regulares.

Síntomas moderados. Los pacientes que presenten síntomas moderados (IPSS 8-10) o que toleren mal una sintomatología leve, serán candidatos a recibir tratamiento médico.

Síntomas graves. Aquellos pacientes con síntomas graves (IPSS >19) o complicaciones derivadas de la obstrucción prostática(insuficiencia renal, retención urinaria, litiasis vesical, infecciones urinarias recurrentes, hematuria, residuo posmiccional superior a 300 ml o divertículos vesicales) necesitarán un tratamiento quirúrgico.

«La rápida recuperación y el alivio de los síntomas posiciona a la técnica láser por encima de la cirugía de próstata convencional»

Cirugía de próstata con láser holmium: la opción quirúrgica más recomendable

Entre el 50 y el 80 por ciento de los pacientes con hiperplasia benigna de próstata, sufren síntomas que influyen considerablemente en su calidad de vida. Aproximadamente, un tercio de estos termina requiriendo tratamiento quirúrgico.

Actualmente, la enucleación prostática con láser de holmium (HOLEP) es la técnica recomendada para el tratamiento quirúrgico de próstatas de gran tamaño (mayores de 60 cc). Este procedimiento, de mínima invasión, emplea un láser para extraer el tejido que bloquea el flujo de orina a través de la próstata; a continuación, mediante otro instrumento (morcelador) se corta el tejido prostático en fragmentos que se pueden extraer fácilmente.

La enucleación de la próstata con láser de holmio puede ofrecer una recuperación y un alivio de los síntomas más rápidos en comparación con la cirugía de próstata tradicional.

Actualmente, se trata de la técnica que cuenta con los estudios más extensos y con un mayor seguimiento de pacientes a largo plazo, disponiendo de la mayor evidencia científica, tal y como demuestran las recomendaciones de las guías urológicas internacionales más importantes: Asociación Europea de Urología (EAU) y Asociación Americana de Urología (AUA).

Esta opción terapéutica permite la extirpación completa de adenomas, el tratamiento conjunto de cálculos intravesicales y ofrece excelentes resultados a medio y largo plazo, con ausencia de recidivas y de reintervenciones por hiperplasia benigna de próstata. También, permite conservar el tejido extirpado para que pueda ser analizado en el laboratorio a fin de detectar otras enfermedades como, por ejemplo, el cáncer de próstata.

Tras la intervención quirúrgica, los pacientes operados mediante la técnica de enucleación prostática pueden experimentar efectos secundarios transitorios y, en su mayoría, leves.

Otras ventajas que obtiene el paciente con la cirugía láser con respecto a otras técnicas, son la ausencia de incisión abdominal, sangrado intraoperatorio mínimo, retirada precoz de sonda vesical y corta estancia hospitalaria.

CONTACTO

HSJ - Unidad de Próstata. C/ Padre Cueto, 26

Las Palmas de G.C. 928 263 708/720

www.hospitalsanjose.es - Facebook - Instagram

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios