Imagen de ayer de las camillas en las puertas de los ascensores. / c7

Urgencias del Insular se desbordó con camillas junto a los ascensores

La cifra de pacientes se disparó ayer: 80 pendientes de ingreso y 55 en camillas en pasillos. La administración señala que los usuarios solo estuvieron «en un momento de la tarde» en el acceso de los ascensores

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA Las Palmas de Gran Canaria

La situación de colapso de pacientes y las camillas en los pasillos en el servicio de Urgencias del hospital Insular continúa. El personal de Urgencias no daba abasto ayer en la atención a los usuarios del servicio. La cifra se disparó hasta los 80 pacientes pendientes de ingreso y otros 55 permanecían en camillas en pasillo.

«Dos semanas tranquilas dan paso a dos días infernales en los que el atasco es tan grave que nuestros usuarios acaban bloqueando los ascensores que están ubicados fuera del servicio», señalan fuentes sanitarias.

Según los profesionales, nunca antes se habían alcanzado los 55 pacientes en pasillo. «Es un dato histórico además de alarmante porque quiere decir que el panorama aún puede empeorar». «La verdad es que es frustrante», matizan.

La administración sanitaria, por su parte, explicó esta mañana que las camillas en el acceso de los ascensores estuvieron «en un momento de la tarde en el que coincidió llegada de pacientes (las tardes son los momentos de más llegada) y el paso a planta de los pacientes que debían ingresar, tras las altas». «Hoy ese espacio no está ocupado con camillas», hizo hincapié.

No es la primera vez que los pacientes ingresados alcanzan las puertas de los ascensores panorámicos del edificio tras ocupar los pasillos de Rayos y de Consulta Externas. A principios de febrero se daba esta imagen, una realidad que a pesar de los compromisos de la administración sanitaria «no tiene fácil solución» por lo que se repetirá en más ocasiones a corto plazo. Los 1.000 metros de superficie del área, con sus 89 camas de los boxes y áreas de Transición, hace tiempo que son «insuficientes y se puede ir a peor», reitera el personal sanitario.

En este sentido, recuerdan que el Hospital Insular se ha convertido en un hospital de «enfermedades crónicas que saturan el sistema», que no permite dar salida a la alta demanda asistencial que sufre Urgencias «ni atender debidamente las patologías agudas». Los problemas estructurales del complejo, la falta de espacio y de personal así como la complejidad de mantener pacientes que requieren asistencia sociosanitaria pero que permanecen ingresados, tanto en Urgencias como en plantas de hospitalización, porque «no hay lugar a donde derivarlos y por ello, obstaculizan el drenaje natural de pacientes a planta», cierran el círculo enfermizo que padece el área sur asistencial de la isla.

Los trabajadores del Insular exigen medidas para despejar los pasillos de pacientes y piden participar en la búsqueda de soluciones a la saturación que sufre el servicio de Urgencias a través de una comisión permanente.