Un sospechoso por el ‘caso Maddie McCann’

Busca la relación del sospechoso, que cumple penas por otros delitos, con el secuestro y asesinato de la pequeña británica desaparecida en mayo de 2007 en el Algarve, Portugal.

JUAN CARLOS BARRENA / BERLÍN

La Fiscalía de la ciudad alemana de Braunschweig, en el estado federado de la Baja Sajonia, ha anunciado la apertura de una investigación contra un ciudadano germano de 43 años por el presunto secuestro y asesinato de Maddie McCann, la niña británica de tres años que desapareció en 2007 de una residencia vacacional al sur de Portugal y cuyo caso llenó en su momento los titulares de los diarios de todo el mundo por la campaña iniciada por sus progenitores para intentar localizar a la pequeña.

La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) informó a última hora de la tarde de este miércoles de que el sospechosos es un hombre con largos antecedentes por delitos sexuales que actualmente cumple una larga cadena de cárcel en una prisión alemana. Según la BKA, el ciudadano alemán vivió regularmente entre 1995 y 2007 en la región portuguesa del Algarve, entre otros lugares y durante varios años en una casa situada entre las poblaciones de Lagos y Praia de Luz, la localidad donde desapareció la niña.

Al parecer, el sospechoso sobrevivía en la región con trabajos eventuales, sobre todo en la gastronomía, pero existen indicios, según los investigadores alemanes de la BKA, de que conseguía también dinero con robos en hoteles y residencias vacacionales y el tráfico de estupefacientes.

La Fiscalía de Braunschweig ha asumido el caso, porque el hombre tuvo su última residencia en Alemania en esa ciudad antes de su larga estancia en el extranjero. La Oficina Federal de Investigación Criminal subrayó que en las investigaciones sobre el caso y el nuevo sospechoso trabaja estrechamente con las autoridades policiales de Gran Bretaña y Portugal.

La BKA hizo además un llamamiento público a la ciudadanía alemana para ayudar a esclarecer el caso. En el programa de televisión sobre casos policiales sin resolver ‘Aktenzeichen XY’ de la segunda cadena de la televisión pública alemana emitido este miércoles por la noche, el agente Christian Hoppe llamó a los espectadores a comunicar a la policía cualquier indicio que ayude a esclarecer la desaparición y presunto asesinato de la pequeña.

Los propios padres de Maddie, Kate y Gerry McCann fueron invitados a ese programa en 2013. Tanto la BKA como la fiscalía de Braunschweig no han querido informar sobre la identidad del sospechoso ni sobre la prisión en la que se encuentra recluido o los crímenes concretos por los que ha sido condenado.

Hoppe explicó ante las cámaras que el teléfono móvil del ciudadano alemán que es ahora investigado estuvo conectado cerca del lugar de la desaparición de Maddie en el momento de los hechos. El funcionario policial apeló a posibles encubridores a colaborar con la policía para resolver el caso y subrayó que cualquier detalle, por nimio que parezca, podría ser decisivo. Christian Hoppe destacó que las autoridades policiales alemanas ofrecen una recompensa de 10.000 euros por cualquier pista que contribuya a aclarar lo sucedido hace 13 años.

Noche del secuestro

Explicó además que el sospechoso condujo en aquellos días dos vehículos por la zona, un automóvil Jaguar XJR 6 y una furgoneta de camping VW T3 Westfalia. Igualmente destacó que el ciudadano alemán encarcelado por delitos sexuales realizó la noche de la desaparición de Maddie, el 3 de mayo de 2007, una larga conversación telefónica con su móvil dotado de una tarjeta de prepago a una persona que no ha podido ser identificada hasta ahora, aunque se conoce el número de la recepción de la llamada.

Los investigadores quieren saber si alguien vio esa noche alguno de los dos vehículos en la zona del secuestro y desean que el receptor de la llamada, cuyo número fue hecho público durante el programa, salga del anonimato y colabore con las autoridades.