Fue condenado por no actuar en Gran Tarajal

Un empresario grancanario embarga lo que Kiko Rivera gana en ‘GH Dúo’

15/02/2019

David Navarro consigue que un juzgado embargue el sueldo televisivo del Dj después de haber sido condenado a pagarle 4.375 euros por no actuar en una fiesta en Gran Tarajal donde fue contratado.

El motivo es que Navarro contrató al hijo de Isabel Pantoja para que actuara en una fiesta en la playa de Gran Tarajal en verano de 2015 y el artista, tras haberle pagado un adelanto del caché, los billetes de avión y gastos, no se trasladó a Fuerteventura y tampoco ofreció ninguna explicación que justificara ese incumplimiento del contrato.

Los hechos se remontan al año 2015 en una fiesta de día que se hizo en verano en la playa de Gran Tarajal. David Navarro contrató, entre otros, a Kiko Rivera, que exigió una serie de billetes para venir él, su novia y unos amigos que costaron 1.600 euros. Además, el empresario pagó casi 7.000 euros en publicidad y otros gastos y adelantó 1.500 de los 3.000 de caché que tenía. Pero un día antes, recibió una llamada del manager de artista diciéndole que no quería volar a Fuerteventura.

Navarro recuperó los 1.500 euros del caché pero no el coste de los billetes y gastos, por lo que denunció a Rivera y ganó el juicio en septiembre de 2017. La sentencia dictaminó que el Dj tenía que pagar a David Navarro 3.365 euros por el incumplimiento del contrato, además de 1.010 por los intereses y costas.

A pesar del fallo en primera instancia que no fue recurrido por Rivera, el artista no pagó y por ello, David Navarro pidió el embargo de sus salarios en el programa de televisión GH Dúo que ha sido decretado por un juzgado de Sevilla.

Un empresario grancanario embarga lo que Kiko Rivera gana en ‘GH Dúo’
David Navarro: «Nunca habló con nosotros y nos faltó al respeto».

David Navarro –en el centro de la imagen junto al cuarteto Il Divo–, propietario de la empresa DN7 Events y perjudicado por el incumplimiento del contrato de Kiko Rivera, manifestó ayer a este periódico que «según lo que se comenta en prensa, el artista está ganando ahora mismo en torno a los 50.000 euros a la semana en el programa de televisión GH Dúo y por eso hemos pedido que le embarguen para que nos pague lo que nos debe desde el año 2015», dijo.

Lo que más le molesta al empresario es «el hecho de que Rivera no haya dado la cara y hablado con nosotros en ningún momento porque hasta le ofrecí, por medio de su representante, que incluso nos diera otra fecha para compensar la pérdida económica. El principio dijo que sí y luego nos volvió a dejar tirados faltándonos de nuevo al respeto. Nunca dio la cara y el manager que lo llevaba por aquel entonces, lo dejó a raíz de estos incumplimientos», manifestó.

El propietario de la productora DN7 Events espera que, con este embargo decretado por un juzgado, «nos abone lo que nos debe y así podremos olvidar el mal trago que nos hizo pasar a nosotros como empresa y al Ayuntamiento de Tuineje, que era el organizador».