Se sienta en el banquillo acusado de haber intentado asesinar a su mujer

12/07/2018

La Audiencia Provincial juzga este jueves a un hombre por haber querido matar a cuchilladas a su esposa tras haberla maltratado habitualmente. El fiscal pide para el encausado 18 años de cárcel.

Este jueves, a las 11.00 horas, comparecerá ante el tribunal Antonio Gustavo O. Q., un varón que está acusado de haber intentado matar a su esposa y madre de sus dos hijos, a cuchilladas el 16 de enero de 2017 en el barrio de San Roque, en la capital grancanaria.

El mismo, no solo se enfrenta al delito de asesinato en grado de tentativa, sino también al de maltrato habitual, puesto que considera el fiscal Jesús Lomba que hizo la vida totalmente imposible a la víctima desde el año 2009 hasta el día de la brutal agresión. Por estos hechos, pide a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que le sea impuesta una condena total de 18 años de cárcel, 24 de alejamiento en todos los supuestos y el pago de 180.000 euros en concepto de indemnización por los daños ocasionados.

Según el Ministerio Público, el acusado «con unos guantes negros» enfundados en sus manos y portando sendos cuchillos de 25 centímetros, comenzó a propinarle cuchilladas «por el cuerpo a la altura del pecho, cuello, abdomen y brazos». A continuación, la agarró por el pelo y la arrastró escaleras abajo , propinándole una nueva puñalada que permaneció clavada en su pecho hasta que ingresó en el hospital. Por último, cogió nuevamente otro cuchillo y le serró el cuello «con la intención de decapitarla», según el Ministerio Público, a la vez que gritaba «se acabaron los problemas».

La víctima sobrevivió a la agresión, aunque padece unas secuelas tremendas, tanto físicas como psicológicas.

Se hizo la muerta y gracias a eso pudo salvar su vida

«Por un lado estoy contenta porque ya se va a cerrar una etapa muy difícil en mi vida y, por otro lado, otra vez voy a revivir lo ocurrido y tendré que tomar ansiolíticos para poder descansar porque no es fácil. Enfrentarme a contarlo de nuevo es duro, pero estoy deseando que se me haga justicia. Confío en que esta vez la ley me apoye, y me va a dar una buena noticia y una buena respuesta», manifestó recientemente la víctima de la agresión a este periódico.

La víctima no sabe cuántas puñaladas le asestó. Sólo puede apuntar que, en el informe del médico forense, las lesiones ocuparon cuatro folios. En la barriga, en la cabeza, «serrando» el cuello, en los brazos, en el pecho... Con el cuchillo clavado en el pecho estuvo agonizando cerca de media hora. Mientras, el presunto agresor se duchaba tranquilamente. Incluso quiso rematarla asfixiándola con una bolsa de plástico. Recordó esta mujer que le dijo, «déjame morir desangrada» y él reaccionó hundiéndole el cuchillo en el pecho hasta el mango. Se hizo la muerta, y gracias a eso, él se fue de casa y pudo salvar su vida.

Se sienta en el banquillo acusado de haber intentado asesinar a su mujer
En prisión desde enero de 2017

El acusado, en la imagen superior, no solo intentó asesinar a su esposa, sino que la maltrató de manera reiterada desde el año 2009 hasta 2017, cuando la acuchilló, dice el fiscal.