Los investigadores vulneraron sus derechos, dice el fallo

Libre una supuesta banda de narcos tras anularse las escuchas telefónicas

23/03/2018

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial ha dejado en libertad sin cargos a una presunta banda de traficantes de droga, al considerar que las escuchas telefónicas realizadas por la Guardia Civil que se incluyeron en la causa como prueba se obtuvieron vulnerando sus derechos fundamentales.

El tribunal estima que las intervenciones telefónicas realizadas a los quince acusados de esta presunta banda criminal se fundamentaron en unos hechos que no eran parte del procedimiento penal que se estaba juzgando ni de la investigación en sí. La sentencia constata que de los hechos que se llevaron a juicio derivaba una «simple sospecha», inicialmente «infundada» que tras sucesivas intervenciones telefónicas adoptadas con «vulneración de derechos fundamentales, culminan con el éxito de la investigación», argumenta la sentencia.

Pero a pesar de este éxito, la resolución destaca que entre la «obtención de pruebas de carácter lícito y las inicialmente vulneradoras de los derechos fundamentales» de los encausados, existe una «evidente conexión», pues sin «aquellas iniciales intervenciones telefónicas» que el tribunal ha considerado realizadas fuera del amparo legal, «nunca se hubieran obtenido estas pruebas» que ayudaron a capturar a los acusados. De ahí, añade el fallo, la «evidente antijuricidad existente que deriva en la nulidad total de las pruebas existentes» en contra de los miembros de la banda. Por este motivo, el tribunal ha dictado esta sentencia absolutoria sin querer entrar en el «análisis del fondo de la cuestión pues no puede valorar pruebas obtenidas con vulneración de derechos fundamentales», explica.

Los acusados se enfrentaban a los delitos de blanqueo de capitales, tráfico de drogas, y creación, financiación e integración de grupos criminales y el total de penas pedida por el fiscal ascendía a 123 años de cárcel para los quince encausados.