Briganty, en busca y captura por no comparecer al juicio del caso Eólico

13/06/2018

La Audiencia suspende hasta este viernes el comienzo del juicio del caso Eólico al no presentarse uno de los seis acusados, el abogado Alfredo Briganty. El presidente del tribunal propuso para él una sanción de 18.000 euros. El encausado motivó su ausencia alegando que no tenía el procedimiento íntegro y que necesitaba un mes para estudiarlo.

Las Palmas de Gran Canaria

Llega el esperado día del juicio por el caso Eólico, 14 años después, y uno de los acusados, el abogado Alfredo Briganty, no comparece ante el tribunal, por lo que es puesto en busca y captura. Este podría ser un resumen rápido, casi en clave de Twitter de lo que deparó ayer la primera sesión de la vista oral por este macrojuicio, pero la misma, a pesar de que fue aplazada para este viernes, dio más de sí.

Las partes del Eólico, que juzga a una presunta trama que trató de corromper la adjudicación de potencia eólica con información privilegiada previa al concurso convocado por el Gobierno de Canarias, estaban citadas a las nueve de la mañana en la sala del jurado de la Ciudad de la Justicia, pero desde el primer momento, se rumoreó que Briganty no iba a hacer acto de presencia.

¿El motivo? El pasado 4 de junio, el acusado remitió un escrito a la Sección Primera de la Audiencia Provincial informando que se iba a representar a sí mismo debido a «diferencias de criterios sustanciales» con Álvaro Campanario, el letrado que había llevado su defensa hasta el momento. Motivado por esta circunstancia, Briganty remitió un nuevo escrito al juzgado el 6 de este mes pidiendo las copias de todas las actuaciones, además que se retrasase el inicio de las sesiones del juicio un mes. La sala rechazó su solicitud, por lo que el martes, un día antes de inicio de la vista oral, a las 17.37 horas, Briganty volvió a remitir un escrito en el que informó que no iba a comparecer por la «indefensión» en que dice se encontraba al no tener conocimiento de «todas las actuaciones».

Y la amenaza se cumplió, aunque al tribunal presidido por Pedro Herrera no le tembló la mano al aceptar la petición formulada por el fiscal anticorrupción, Luis del Río, que interesó la orden de busca y captura de Briganty en todo el territorio nacional y la propuesta de sanción de 18.000 euros por no acudir a un juicio a defenderse a sí mismo. El juicio se reanudará mañana viernes a las 9.00 horas.

Asistirá a la vista desde el sábado ya que dice tener obligaciones «ineludibles»

Un imputado puede no comparecer a un juicio y este continuar su curso tras ser declarado en rebeldía, pero no puede dejar de estar representado legalmente en el plenario. Esta circunstancia se cumple precisamente con Alfredo Briganty puesto que es abogado de profesión y decidió defenderse a sí mismo, por lo que esta ausencia impediría, por ejemplo un procedimiento básico como es la constitución del Jurado, ya que la ley establece que «es obligatoria la asistencia de la defensa» de todos los enjuiciados para llevarla a cabo.

Por este motivo, el magistrado presidente Pedro Herrera acordó la suspensión del comienzo de la vista, ordenando la puesta en busca y captura con orden de detención de Briganty, en su condición de acusado «que no acude a una citación judicial sin justificación» –en el documento de arriba a la izquerda–.

«Cuando asume su propia defensa y lo deja de hacer el letrado que había designado al efecto, interesó un aplazamiento de un mes del juicio que le ha sido denegado, habiéndosele notificado en legal forma tal decisión judicial», detalló Pedro Herrera en el auto dictado ayer. En el mismo, añadió que es de recibo tener presente «las peculiaridades del juicio en cuestión, por los trámites del Jurado, hay cinco acusados más, hay que oír 99 conversaciones derivadas de intervenciones telefónicas, más de cien testigos y la duración de sus sesiones se extiende durante lo que queda de este mes y el que viene. De ahí que haya sido compleja su planificación y organización». Por estos motivos, Herrera decretó la puesta a disposición judicial de Briganty antes de las 9.30 horas de 15 de junio, reza la resolución.

Indefensión

Ante la misma, el acusado envió este miércoles a la Sección Segunda mediante su procuradora, un escrito –abajo a la izquierda– en el que explicó que «había llegado» a su conocimiento que «se podría haber acordado su detención». Insiste que «mi representado comunicó ayer –por el martes– que, debido a su situación de indefensión, y a que la asistencia a la fase de selección del jurado no es obligatoria para el acusado, no asistiría a la misma. Por esta razón entiende absolutamente improcedente acordar la medida», señala.

No obstante, Briganty sostiene que «asistirá a las sesiones a partir del próximo sábado día 16 de los corrientes. Tanto el día de hoy –por ayer– como hasta el viernes 15 incluido tiene que cumplir obligaciones profesionales ineludibles».

Entre tanto, «si en este periodo se estimara necesaria la presencia de abogado, se designaría para su defensa a Ramón Roma Valdés», finaliza.