Archivada la denuncia contra Morales por prevaricación

14/06/2018

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha archivado la denuncia presentada en su día contra el presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria, Antonio Morales, por la comisión de un presunto delito de prevaricación administrativa en su etapa como alcalde de Agüimes.

El Ministerio Público ha notificado al presidente del Cabildo de Gran Canaria que la denuncia presentada el pasado día 13 de marzo por Norberto Jonay Pérez Peña, quien aportó documentación para intentar acreditar presuntas irregularidades en el Ayuntamiento de Agüimes durante el mandato de Antonio Morales como alcalde, no tiene recorrido judicial, por lo que ha sido archivada finalmente. “No existe indicio alguno” del que pueda derivarse acción ilícita penal alguna, sino todo lo contrario, ya que “en todos los casos se ha tratado de dar satisfacción al interés general o al cumplimiento de las obligaciones contraídas por la Corporación local”, dice la resolución, según un comunicado del Cabildo de Gran Canaria.

El fiscal Luis Estévez, tras haber realizado las correspondientes diligencias de investigación, ha considerado que las presuntas irregularidades en la gestión económica del Consistorio de Agüimes en 2013, recogidas en un informe de la Audiencia de Cuentas de Canarias, no son constitutivas de un delito de prevaricación administrativa por parte del político grancanario.La denuncia fue interpuesta por Norberto Jonay Pérez Peña, colaborador del empresario de ocio nocturno Samuel Yebra, condenado esta semana por la Audiencia Provincial de Las Palmas a dos años de cárcel por estafa y falsedad por utilizar un documento falso del Ayuntamiento de Agüimes para engañar a dos hermanos en un contrato de permuta.

El presidente del Cabildo explicó que el informe de la Audiencia de Cuentas recogía diferencias de procedimiento que son comunes en los ayuntamientos por las distintas interpretaciones de la norma a la hora de cubrir necesidades como la compra de bolsas de basura por la aprobación de un plan de empleo a mitad de año que no era previsible a principio de año para prever esta adquisición en el presupuesto, o por la apertura de cuentas en los distintos bancos del municipio para que los vecinos pudieran acudir a su propia oficina y facilitarles así sus transacciones municipales y que estaban perfectamente fiscalizadas.

Cabe recordar que, en este caso, Antonio Morales declaró en su momento que el autor de la denuncia era «un testaferro del periódico La Provincia», que fue el medio de comunicación que publicó la noticia, cabecera contra la que el presidente insular presentó una demanda civil de conciliación.

Según sostiene el Cabildo Insular de Gran Canaria en su comunicado, la Audiencia de Cuentas estudió los municipios de Agüimes y Granadilla por tener características similares de población, zona industrial y puerto, y desveló que la gestión de las cuentas era asimismo similar, tal como afirmó su responsable, Rafael Díaz. El presidente del Cabildo subrayó que de haber indicio ilegal de cualquier tipo, era el propio órgano regional el que habría denunciado la situación ante la Fiscalía, lo que no hizo.

Así, tras recibir la denuncia, la Fiscalía de Las Palmas requirió al Ayuntamiento de Agüimes diversos expedientes relacionados con la iluminación del Auditorio, el suministro de bancos para la zona comercial abierta y del servicio de poda de palmeras, así como de la explotación del restaurante El Alpendre, cuyos propietarios eran los aquejados de las presuntas irregularidades. También requirió a la tesorera municipal un informe sobre las cuentas -abiertas para las transacciones de los vecinos-, y que no figuraban en la contabilidad, lo que no implicaba, insistía el presidente, que no estuvieran fiscalizadas.

Con todo, y tras detallar los supuestos que se deben dar para proseguir con las acciones, la Fiscalía notificó este miércoles a Antonio Morales el archivo de la denuncia por no encontrar indicio alguno para proseguir la causa en ninguno de los supuestos.

“Procede el decretar el archivo de las presentes diligencias al entender que no se deduce la existencia de ilícito penal alguno”, concluye la Fiscalía.

Segundo archivo

Este es el segundo archivo que oficializa la Fiscalía Provincial de Las Palmas acerca de las denuncias que presentaron en su día dos ciudadanos contra Antonio Morales. La segunda de ellas presentada por el empresario Samuel Yebra también fue desestimada, dejando sin efecto la acusación contra el presidente insular por la presunta comisión de los delitos de prevaricación, cohecho, amenazas, falsedad documental y denuncia falsa.