El sonar del 'Ángeles Alvariño' ha detectado otro objeto y sigue la búsqueda de Anna y Tomás

El buque está parado en un punto concreto donde ha recibido el eco de un posible objeto metálico, según avanza Televisión Canaria

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' se encuentra parado en la tarde de este jueves en un punto concreto de la costa de Tenerife donde podría haber encontrado un objeto metálico, «con un bulto difuso», según adelanta el programa BTC de Televisión Canaria.

Según fuentes oficiales consultadas por este periódico, no sería nada relevante aunque no se descarta que el robot submarino busque en el fondo para descartar otros objetos relacionados con Tomás Gimeno.

El sonar de barrido lateral con el que se busca los cuerpos de Anna y su padre, Tomás Gimeno, podría haber detectado un objeto extraño, por lo que durante la tarde se podría lanzar al agua el robot para rastrear el fondo y confirmar si se trata de uno de los dos cuerpos. La búsqueda de Tomás Gimeno podría ser más sencilla, pues además del tamaño, el asesino pudo haberse lastrado con un cinto de plomo al foto del mar tras haber acabado con la vida de sus hijas.

Dos bombonas de Gimeno

Según ha adelantado Antonio Herrero en el Programa de Ana Rosa, el buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha encontrado dos botellas de buceo en el fondo del mar, a unos 1.500 metros de profundidad, en la nueva zona de búsqueda donde se había centrado el buque en los últimos días.

En las últimas horas también se hallaron dos botellas de buceo que confirmarían el suicidio de Gimeno. Según ha confirmado Herrero, la Guardia Civil ya ha comprobado que las botellas son propiedad de Gimeno, una vez localizadas las facturas, el número de serie e incluso la tienda donde las compró.

Las botellas, que son de aluminio y de un tamaño pequeño, le pueden haber servido a Gimeno, según el citado periodista, para provocarse como la conocida «muerte dulce». Los investigadores están convencidos de que el cinturón de plomo que teóricamente utilizó el padre de Anna y Olivia para hundirse está muy cerca del lugar donde se han hallado las botellas.

El buque salió en la mañana de este jueves a continuar con la búsqueda en el perímetro donde han aparecido las botellas, pero ha tenido que volver a atracar en el dique del este del puerto de Santa Cruz por unos problemas técnicos. Ahora los esfuerzos se centran en repararlo y seguir avanzando en una investigación que se ha convertido en un hito a nivel mundial.