Unas 2.000 personas exigen una sanidad de calidad y universal en Gran Canaria

07/04/2018

Unas 2.000 personas, según fuentes de la Policía Local, se han manifestado hoy en Las Palmas de Gran Canaria para exigir una sanidad de calidad y universal en las islas, y que se dote a la atención sanitaria pública de más medios económicos y se gestione mejor.

Con motivo de Día Mundial de la Salud, que este año se celebra bajo el lema Salud para todos con cobertura universal, sindicatos, asociaciones vecinales, plataformas y partidos políticos han apoyado esta protesta que también se ha secundado con concentraciones y otro tipo de actos en Fuerteventura y La Laguna, en Tenerife.

En la capital grancanaria, la plataforma sanitaria Mueve El Negrín ha sido la que ha promovido la manifestación, que ha partido de la plaza de Las Ranas y ha concluido en el parque de San Telmo, para reivindicar que la salud es un derecho "y que la sanidad pública está en peligro", según ha indicado su portavoz, Juan José Florido.

Desde Santa Lucía de Tirajana se han desplazado a la capital grancanaria tres guaguas, ya que el movimiento vecinal de este municipio está muy sensibilizado con este problema, ha señalado su portavoz, pues llevan años también exigiendo una mejor atención y temen los cambios que se van a producir en la asignación de los recursos.

Florido ha recalcado que las preocupaciones por la situación de la sanidad pública son muchas por las largas listas de espera, la deficiente atención primaria, el colapso de las urgencias hospitalarias, la falta de medios para las personas dependientes, la excesiva concertación con los centros privados, la privativatización de servicios y los "muchos años de mala gestión".

Por ello, ha destacado que es preciso destinar más inversión a la sanidad pública, cuya dotación actual ha dicho que es inferior a la que contaba en 2006, y una mejor gestión para adecuar los recursos a las necesidades de la población.

Unas 2.000 personas exigen una sanidad de calidad y universal en Gran Canaria

"Hay que rescatar a la sanidad" y "Una sanidad universal y de calidad" han sido algunas de las frases coreadas por los manifestantes, que también han dirigido sus quejas al consejero de Sanidad del Gobierno canario, José Manuel Baltar, y al presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo.

Florido, además, ha insistido en criticar el Plan de Urgencias Sanitarias recientemente aprobado por el Gobierno canario y dotado de 11 millones de euros, por entender que se trata de un "documento" que contiene medidas que "dicen que desde hace 15 años se aplican con éxito, cuando la saturación" de esos servicios es "bestial".

Desde Mueve El Negrín se exige una apuesta firme por la atención primaria, que en estos momentos no realiza su función de prevención y educación, acabar con las listas de espera y el colapso de las urgencias hospitalarias, el cumplimiento de la ley de la dependencia y acabar con la concertación sanitaria privada y mejorar los indicadores de salud.

La secretaria insular de CCOO en Gran Canaria, Esther Ortega, ha señalado a los periodistas el "daño" que ha generado la reforma sanitaria del Gobierno del PP en 2012, porque excluyó a muchas personas del sistema público de salud.

Ortega también ha denunciado el "deterioro de la sanidad pública canaria porque se ha derivado dinero a las clínicas y centros privados" y ha expresado su hartazgo por la lentitud con la que opera el sistema público, situación que ha afirmado conocer bien porque es una más de las afectadas.